El gobernador Juan Manuel Urtubey, en Perú, intenta evitar el cierre del Ingenio San Isidro.

Salta rema para un lado y Macri para el otro

Europa y Estados Unidos defienden sus producciones y a sus productores, cerrando mercados a la Argentina. La multinacional peruana no quiere seguir invirtiendo en Salta. Sólo continuarían si obtienen beneficios del Estado, congelando sueldos y echando la mitad de empleados.

Constructor de Estados Unidos como potencia mundial, Abraham Lincoln sostuvo: “Yo no sé gran cosa de aranceles. Lo que sí sé es que cuando compro una chaqueta de Inglaterra, yo me quedo con la chaqueta e Inglaterra con el dinero, mientras que si la compro en Estados Unidos, yo me quedo con la chaqueta y Estados Unidos con el dinero”.
Esta frase resume el significado del proteccionismo. Es la práctica estatal de una política económica para proteger la producción del país, y a sus productores, mediante la limitación a la entrada de productos extranjeros. Aranceles, impuestos, normas rigurosas, se imponen a ellos, encareciéndolos.
Paradójicamente, las naciones ricas, así como son proteccionistas, aconsejan a los países pobres que abran sus mercados. Desde el siglo XIX, ellos son más ricos y los pobres, peor están.

Con amigos como estos…

Al asumir el gobierno de Mauricio Macri, se anunciaron inversiones por u$s103.800 millones. A la fecha, sólo se concretaron emprendimientos por u$s6.000 millones. Apenas el 5.85% de las promesas.
El presidente argentino regresó de su gira europea y obtuvo éxitos en la especialidad de Cambiemos: mucho marketing, fotos con líderes europeos y algunos magnates globales, anuncios de inversiones extranjeras, declaraciones de que Argentina ahora está abierta al mundo.
Todos amigos de Macri. Pero resultados concretos, nada. Y el mandatario francés, Emmanuel Macron, lo paró en seco al decirle que “primero, Francia y los franceses”. Chau al acuerdo UE-Mercosur. Carnes y granos argentinos en Europa, no, gracias.
Además, una comisión económica europea investigará irregularidades en las exportaciones nacionales de biocombustibles a la UE. O sea, tras el cierre del mercado norteamericano, también se cortarían las exportaciones argentinas a, según Macri, nuestros ascendientes.

Mejor nos vamos

El grupo Gloria S.A –dueña del Ingenio San Isidro- hace negocios en 39 países de Sudamérica, América Central, Caribe, Medio Oriente y África. Sus ganancias son multimillonarias. Un directivo cobra –diremos por mes, pues la cifra anual marea- alrededor de 300 mil pesos. Si, $300.000 mensuales.
Precisamente, el directorio evalúo las dificultades de la Argentina para exportar azúcar y biocombustibles. En los últimos dos años, las ventas argentinas de este sector se redujeron casi el 70%. La megaempresa dispone de otros países desde donde los negocios les son más fáciles. Nada personal.
Poder

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el jefe de Gabinete, Fernando Yarade, viajaron a Lima, Perú, con el objetivo de convencer a los dueños de Gloria S.A de continuar dirigiendo el Ingenio San Isidro. Entre 850 trabajadores directos e indirectos quedan sin trabajo. Una tragedia para el pueblo de Campo Santo y la ciudad de General Güemes.
Supuestamente, Urtubey se reunirá con los multimillonarios dueños, los hermanos Jorge Columbo Rodríguez Rodríguez y Vito Modesto Rodríguez Rodríguez, como con el director corporativo, Claudio José Rodríguez Huaco.
El poder del capital negocia desde la ventaja.

(Fuente: http://www.nortesocial.com.ar/noticia-norte-social.php?IdNoticia=1130)

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*