Una deportista trans tuvo que ir a la Justicia para poder jugar y ahora está detrás de un proyecto de ley

0
250
Saira Millaqueo es una deportista trans que debió recurrir a la justicia para cumplir su sueño: ser jugadora profesional de hockey femenino. Ahora espera que se sancione una Ley que exige que se haga valer el derecho a toda persona al desarrollo de actividades deportivas conforme a su identidad de género.

Saira Millaqueo es una deportista trans que debió recurrir a la justicia para cumplir su sueño: ser jugadora profesional de hockey femenino. Ahora espera que se sancione una Ley que exige que se haga valer el derecho a toda persona al desarrollo de actividades deportivas conforme a su identidad de género.

La historia de Saira Millaqueo está a días de marcar precedente en la lucha por la identidad de género y la igualdad de posibilidades para un sector históricamente desplazado.

Saira juega al hockey y al ser rechaza en un principio por su condición de trans comenzó una lucha que en 2017 hizo que las autoridades determinasen que la Confederación Argentina de Hockey debía ficharla y declararon nulas las excusas esgrimidas desde distintos ámbitos para impedirlo.

Hoy Saira se ilusiona con que se sancione una ley en la Provincia de Buenos Aires que les permita a todas las personas desarrollarse en sus deportes, respetando su género autopercibido.

Ese proyecto de Ley fue presentado por Federico Susbielles, quien, además de ser el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol, es senador provincial por Unidad Ciudadana. “Él se acercó con el proyecto directamente, no habíamos tenido charlas previas”, aseguró la joven y agregó: “Es grandioso que vos puedas sentirte segura con la protección de la ley y del Estado, en un ámbito tan cerrado”. La ley tiene media sanción y debe ser aprobada este año.

“Deja precedente, es un avance enorme. A nivel nacional hay muchísimos casos, es buenísimo que haya posibilidades para un colectivo que ha sido postergado tanto tiempo”, cuenta quien para abril espera “el día más importante de su vida”.

El 15 de mayo, la jueza Patricia Marenoni, a cargo del Juzgado Nº 3 de Familia de Bahía Blanca, le ordenó a la Asociación Bahiense de Hockey que la ficharan como jugadora de Palihue, pero la entidad apeló la medida ante la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca basándose en la polémica circular que pretendía excluir a Millaqueo.

En sus puntos salientes establece condiciones que Millaqueo y su defensa entienden discriminatorias y excluyentes: “La Confederación Argentina engloba a todas las federaciones del país y el problema pasa cuando te fichas para competir. Ellos se agarran al estatuto internacional donde dice que se tiene que demostrar cierta cantidad de testosterona, para comparar el nivel de hormonización”.

Respecto de quienes opinan sobre una supuesta ventaja física contó que “en su momento me molesto, no siento que exista la diferencia física, es una construcción del consciente colectivo”

Lo que dice el estatuto

“Que la atleta haya declarado que su identidad de género es femenino, debe demostrar que su nivel de testosterona total en suero es inferior a los 10 nmol/L durante al menos 12 meses antes de su primera competencia y, por último, que el nivel hallado permanezca por debajo de los 10 nmol/L a lo largo del período de elegibilidad deseado para competir en la categoría femenina”

“¿Por qué tenemos que someternos a estudios médicos para demostrar nuestra condición sexual? Es algo aberrante y repudiable. Por eso apelamos ese fallo y lo ganamos”, dijo Millaqueo, a la vez que contó a INFOCIELO que “estoy jugando gracias a un fallo favorable de la Jueza Patricia Marenoni, desde abril pasado”.

Ese fallo favorable intimó a la Asociación Bahiense de Hockey a que la dejara jugar. “El problema es la A.B.H, que regula ciertas cuestiones, en este caso, cuando yo recurrí a sentarme a dialogar siempre existió resistencia por parte de ellos”, contó.

Saira, que es instructora en fitness, sueña con poder algún día dar clases en un colegio. “Me encantaría, pero falta mucho para eso”, explica quien entiende que el avance de este proyecto no sólo “reafirma la lucha que yo vengo llevando adelante”, sino que “no tiene que ver con un ámbito deportivo, sino en la educación, que chicos y chicas de condición trans puedan acceder a cualquier ámbito sin tener que dar explicaciones, ni padecer su condición”.

Sobre como tomó la sociedad su caso dijo que “al principio fue una revolución en Bahía, y con el tiempo se fue amoldando”. “Acá hay una realidad detrás de una persona. Muchos se creen que estamos en una esquina, por eso es buenísimo que se amplíe la identidad de género”, agregó.

Para cerrar, Millaqueo reflexionó sobre la situación mientras espera el fallo que debería darse en abril: “Hay resistencia por una cuestión cultural que la implementación de la ley la va a modificar y además se va a resguardar el derechos de las personas y eso es maravilloso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí