#NiUnaMenos: pidió ayuda por Facebook y la hallaron asesinada en un descampado

El crimen ocurrió en en Santa Fe. La víctima era madre de tres chiquitos de 6, 9 y 10 años. Por el homicidio está detenido su ex pareja, quien tenía una restricción perimetral dictada por la Justicia.

Silvia Quinteros -28- había escrito varias veces en su perfil de Facebook que “tenía mucho miedo” de que algo le sucediera. Días después desapareció, por lo que dispusieron rastrillajes en los cuales encontraron su cuerpo abandonado en un descampado en la localidad santafesina de Herisilia. Su ex pareja, Javier Piedrabuena -31-, quien tenía un restricción de acercamiento, está detenido.

La fiscal a cargo de la causa, Silvina Verney, confirmó este miércoles que los restos de Quinteros fueron hallados al atardecer del pasado martes en un descampado cercano a la localidad de Hersilia, durante un rastrillaje efectuado por personal de la Policía de Investigaciones y de la Agencia de Trata de Personas.

El cadáver de Quinteros estaba cubierto con ramas y semienterrado en una campo conocido como “Viejo Vivero”, adyacente a la Ruta Nacional 34, a unos 270 kilómetros al noroeste de la capital provincial y cercana a la frontera con Santiago del Estero.

Tras el hallazgo, el cuerpo fue remitido a la morgue, donde en las próximas horas realizarán la correspondiente autopsia para determinar las causas de la muerte.

Quinteros era madre de tres chicos de 6, 9 y 10 años y estaba separada de su pareja y padre de los menores, Piedrabuena. El hombre tenía una restricción perimetral impuesta por la Justicia, la cual había violado varias veces, según denunció la mujer en sus redes sociales días antes de desaparecer el pasado 1 de agosto y ratificaron luego los pesquisas.

Piedrabuena no sólo tenía prohibido acercarse a su ex pareja sino también a sus hijos. Según manifestó Quinteros en sus redes sociales, le tenía “mucho miedo”.

El 14 de junio último, en su Facebook, la mujer escribió: “Tengo mucho miedo, por favor mi San La Muerte protegeme”. Unos días después, el 22 de junio, Quinteros publicó de nuevo en el mismo sentido: “Tengo que vivir con miedo siempre de saber que tengo que tener ojos en la espalda para ver que no me pase nada, que no me lastimes ni a mí ni a mis hijos. Ni la restricción te para, hasta donde fuiste capaz de llegar”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*