Los vecinos de la localidad de Metán ayer cortaron la Ruta Nacional 34 exigiendo agua segura y  el compromiso de obras que den mejora en el servicio. Durante el fin de semana estuvieron sin agua y actualmente evaluan un plan de contingencia anual que envió la empresa Aguas del Norte. El intendente informó que elevó al Ente Regulador de los Servicios Públicos de la provincia el pedido para que no se cobre el servicio por 90 días.

El jefe comunal de Metán, José María Issa, afirmó a Salta/12 que la situación del servicio del agua “es tremenda”. “No es agua potable, hace 60 años este problema no está resuelto y hace 12 años no se invierte en el agua”, indicó.

El intendente dijo que la acción inmediata que se tiene que hacer, es una obra para optimizar la única planta potabilizadora que existe. “Aguas del Norte recauda 15 millones de pesos mensuales, la obra de optimización saldría cerca de 55 millones”, expresó. Sin embargo, informó que desde la empresa “nada se dijo”.

Por su parte, el referente de los vecinos autoconvocados, Ramiro Eduardo Coiffeur, dijo que “nos siguen mintiendo y no nos dan respuestas”. “Queremos el compromiso de obras”, expresó.

Según Coiffeur, el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación, Pablo Outes había anunciado que se iban a liberar 50 millones de pesos para optimizar la planta. Sin embargo, esto no se efectivizó.

Esto llevó a que los vecinos corten las Ruta Nacional 34 a la altura de la esquina Libertad cada 30 minutos. “Ningún vecino quería llegar a eso, pero sentimos un manoseo, una falta de respeto y por eso, decidimos cortar la ruta”, aseguró.  “Parece que no existe otro medio por el cual el ejecutivo le presta atención al pueblo que lo votó”, añadió.

Actualmente el suministro de agua en toda la localidad depende de una única planta potabilizadora. “Es casi casera”, describió el jefe comunal. Además, agregó que, ante el crecimiento poblacional, que hoy llega a unos 50 mil habitantes, no es suficiente una sola planta.

Durante la manifestación, se acercó el senador provincial, Daniel D’Auria (PV), quien les comunicó que fue convocado para  hoy a las 7 a la Casa de Gobierno de la provincia en Grand Bourg “para tener una reunión en la cual iba a haber un compromiso de que llegue una solución”, contó Coiffeur.

El intendente expresó que desde el viernes hasta el domingo no hubo suministro de agua en la localidad. “El lunes temprano empezó a volver”, relató. El referente vecinal agregó que después de lo vivido en el fin de semana, “en este momento hay agua turbia aún. Recién hoy jueves en algunos barrios está saliendo transparente el agua”, destacó. “Al menos podemos tirar la cadena, pero el agua no es potable”, sostuvo.

Relató que desde el jueves se comenzaron a prolongar los cortes y “el viernes ya no tuvimos agua”. “El lunes llegaron los camiones de Río Piedras, Lumbreras, El Galpón y Rosario de la Frontera”, contó. Especificó que durante el sábado y el domingo “había solo un camión hidrante junto al camión de Bomberos que no llegan a alcanzar a toda la ciudad”.

El vecino mantuvo una reunión hace casi un mes con el gerente zonal de Aguas del Norte, Sergio Aleman, “me dijo que no podía darme una solución”. Acto seguido, se presentaron ingenieros de la empresa quienes explicaron por qué habían sido los cortes y por qué el agua estaba en esas condiciones de turbiedad.

También, informó que desde la empresa le entregaron ayer un plan de contingencia anual que los vecinos analizaron anoche. “Vamos a enviar de nuevo el plan con nuestras observaciones”. La reunión con los ingenieros quedó pactada para la semana que viene.

Desde Aguas del Norte, informaron a este medio que se está trabajando con máquinas de la empresa en el río Las Conchas “para proteger el acueducto y la planta por la crecida del río” y en el río Metán, “para hacer defensa de los drenes que tenemos sobre ese río”. Además, informaron que son tres los camiones cisternas que están para la atención de la falta de agua.

“Llueve y medio Metán se queda sin agua”, exclamó Issa. El intendente informó que está en “búsqueda de soluciones”. “Hace un mes le planteamos al Foro de intendentes que se gestione una solución. Enviamos un proyecto al Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento que están analizando”, manifestó.

Que no se cobre lo que no se tiene

El intendente se reunió el lunes con el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos de la provincia, Carlos Saravia, a quien le manifestó que intervenga. Se elevó el pedido para que no se cobre a los vecinos el servicio por 90 días. “Por lo menos hasta que la empresa invierta”, exclamó Issa.

De igual manera, Coiffeur expresó el pedido para el no cobro del servicio. “Al menos que nos dejen de cobrar hasta que salga el dinero, hagan las obras y nos den un servicio como debe ser”. Relató que elevarán la denuncia formal al Ente el lunes entrante.

Primero hacemos el reclamo en Aguas del Norte y en el Ente y en febrero pedimos el desmembramiento de la factura que viene conjunta con la luz”, contó.

Para el referente vecinal, en el caso que se consiga el inicio de obras, estas llevarán meses. “Serán entre 6 y 18 meses donde vamos a tener el riesgo de que se corte o tengamos el agua turbia”, continuó, “tenemos que estar cubiertos de alguna manera”.

“Tengo a mi papá que se está recuperando de un ACV y necesitamos el agua limpia todo el tiempo”, lamentó.

 

Fuente: Salta 12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí