Más de 2.600 solicitudes en las primeras horas

0
74

Hoy se abrió la inscripción por internet para el plan provincial de Urbanización Social y Regularización Dominial “Mi Lote”, que tiene como objetivo entregar entre 10 mil y 12 mil lotes hasta 2023, de los cuales más de la mitad serán en el interior y el resto en Capital.

Los interesados en participar en los sorteos de adjudicación deberán ingresar a la web del Instituto Provincial de Vivienda (www.ipvsalta.gob.ar) y llenar el formulario de solicitud para iniciar el trámite.

El registro se hará únicamente de manera virtual, no será presencial, según expresaron desde el organismo, para generar igualdad de condiciones a todos los interesados y evitarles la necesidad de llegar hasta las oficinas del IPV, especialmente en este tiempo de distanciamiento social.

Igualmente, desde la Unión de Inquilinos e Inquilinas de Salta, advirtieron su preocupación por las inscripciones virtuales, porque entienden que “muchas personas en situación de vulnerabilidad no tienen acceso a la tecnología”.

Asimismo, informaron desde el Gobierno que no habrá fecha límite para la inscripción, lo que estiman evitará el colapso del sistema al poder realizarse de forma paulatina.

La inscripción se hace completando un formulario en la página web que equivale a una declaración jurada, por lo que de contener datos falsos es causal para anular el registro.

Luego de ese paso, los interesados tendrán un año para completar la inscripción con la documentación respaldatoria. El IPV realizará un cronograma por el cual se irá citando en forma presencial a los postulantes.

En caso de tener una inscripción vigente en el IPV para una vivienda, los interesados en participar del plan Mi Lote deberán adherirse al momento de realizar la actualización de sus fichas sociales. A diferencia de los demás postulantes, este trámite deberán hacerlo en la sede del organismo con un turno online sacado previamente. El gobierno aclaró que participar en Mi Lote no significa quedar desafectado de otros planes que tiene el Instituto.

Este programa surgió como respuesta a una serie de tomas de terreno que se sucedieron en Capital y el interior. En ese momento, junto con los desalojos por la fuerza que ejecutó la Policía, Mi Lote cumplió con su objetivo inmediato de desactivar las tomas, ya que advirtieron desde el Gobierno que quienes participen de la ocupación de tierras no serían aceptados en el programa.

El primer desafío que tendrán quienes llevan adelante el programa será el de efectivamente conseguir los terrenos a distribuirse, para lo que se está haciendo un relevamiento por toda la provincia.

En una primera instancia se recurrirá a los terrenos fiscales provinciales, la segunda posibilidad es hacerse de los terrenos que pertenecen al Estado nacional, para lo cual deberán ser donados o transferidos mediante una ley en el Congreso.

Más complejo es el caso de los terrenos privados, ya que ahí una posibilidad es mediante una compra realizada al dueño por parte del Gobierno. Al respecto varios emprendimientos inmobiliarios evalúan ofrecer terrenos en venta al IPV, ante la dificultad que están teniendo para negociarlos con particulares, por la caída de la actividad.

Otra opción que tiene el Estado con los privados es recurrir a una expropiación, lo que genera un largo circuito administrativo que se inicia en la Legislatura, y que puede atentar contra las metas de los 10 mil terrenos hasta 2023.

La implementación del plan Mi Lote está a cargo de una unidad ejecutora que es encabezada por la Secretaría de Obras Públicas, la Secretaría de Tierra y Bienes del Estado y el Instituto Provincial de Vivienda (IPV), siendo este último el encargado del proceso de inscripción, sorteo y adjudicación de lotes, que contarán con todos los servicios básicos y se les garantiza seguridad dominial.

Requisitos de inscripción

El IPV informó que el postulante debe ser mayor de edad, argentino, poseer grupo familiar estable de personas convivientes, unidas entre sí por relación de pareja (legales o de hecho), consanguíneos en línea directa descendente o ascendente de primer grado.

Además, podrán constituir grupo familiar aquellas personas unidas entre sí por lazos consanguíneos colaterales de primer grado (hermanos), mayores de 40 (cuarenta años), siempre que acrediten su convivencia y residencia bajo el mismo techo en forma permanente y cuyo estado civil fuere: solteros, viudos o divorciados.

Es fundamental que acrediten residencia en Ia localidad donde se solicita el lote, debiendo estar asentado en el Documento Nacional de Identidad del solicitante y de todos los integrantes del grupo familiar declarado.

El interesado no deber ser titular, cotitular y/o usufructuario de un inmueble, comprador por boleto de compra venta y/o cesionario de derechos y acciones hereditarias y/o posesorios de bienes inmuebles situados en el territorio de Ia Nación.

Tampoco tiene que haber sido, ninguno de los miembros del grupo familiar, beneficiario en forma efectiva coma titular a cesionario, de ningún plan, programa a beneficio del estado nacional, provincial, municipal de acceso a lote o vivienda. Queda exceptuado únicamente el supuesto en que el postulante acredite haber formado otro grupo familiar con menores a cargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí