El hombre de 44 años sometió a tocamientos a una niña que se encontraba junto a su madre en un comedor. Al sentirse vulnerada, la menor corrió llorando y le avisó a su madre.

La fiscal penal de Pichanal, María Sofía Fuentes, imputó a Hugo Raúl Perroti como autor del delito de abuso sexual simple en perjuicio de una menor de ocho años.

Ocurrió el pasado domingo por la noche en un comedor ubicado en la zona conocida como “El Cruce”, cuando a la hora del cierre, la hija de una empleada llegó llorando y le dijo a su madre que un hombre la había tocado en sus partes íntimas y dijo alguna obscenidad.

Señaló al único cliente que se encontraba en ese momento, que era un camionero oriundo de la provincia de Buenos Aires, por lo que la mujer llamó a la Policía en forma inmediata.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí