El nitrato de amonio fue el detonante de la terrible y trágica explosión ocurrida en Beirut. En Salta también se produce este peligroso químico.

La fuerte explosión en el puerto de Beirut dejó al menos 135 muertos y más de 4.000 heridos. Además, muchísimos daños generalizados en toda la ciudad.

Sucede que la fuerza del estallido y la violencia de la nube expansiva en forma de hongo que se generó, dan cuenta de lo peligroso que es el químico.

Según las principales autoridades del Líbano, la sustancia responsable de tamaña explosión fue el nitrato de amonio, específicamente 2.750 toneladas y que llevaban seis años almacenadas en el puerto sin las medidas de seguridad adecuadas, consignó la BBC.

El nitrato de amonio es un compuesto que ya ha demostrado su peligro en el pasado. Se trata de un sólido cristalino que se fabrica en cantidades industriales y que se usa mayoritariamente como fuente de fertilizantes, pero también en la industria minera.

En Salta existe la empresa extranjera Austin Powder que pretende, desde hace años, producir este peligroso y amenazante químico. Hasta el momento la producción no pudo desarrollarse al 100% por la resistencia de activistas y comunidad en general que rechazan de manera categórica su presencia.

Más precisamente en El Galpón, departamento de Metán, se encuentra la fábrica vieja que desde hace un tiempo intenta producir explosivos para la minería local.

«Hay dos problemas bien definidos con la radicación de Austin Powder: contaminación ambiental y seguridad. Por sus chimeneas salen partículas que contienen mucho nitrógeno que contaminan los suelos y las aguas naturales de la zona», señala en primera instancia Fernando De San Román, Ingeniero Industrial y activista de VAPUMAS (Vecinos Autoconvocados Por el Medio Ambiente Sano).

Esta planta está en un lugar en donde todas las pendientes convergen en el dique El Tunal del Río Juramento. «Las aguas, con las lluvias, van a arrastrar este tipo de partículas por el río y va a quedar todo contaminado, esto es concreto, real, como cuando murieron en cantidad los patos y nadie supo ni pudo explicar porqué murieron», indicó San Román.

Otro de los problemas señalados por el Ingeniero Industrial, es la seguridad. «El nitrato de amonio no es inflamable, es explosivo, cuando explota tiene onda expansiva, se transforma en una bomba. Beirut es una prueba concreta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí