Preocupa el incendio incontrolable en el cerro Ambato de Catamarca

0
226

•Por: Patricia Burgos de Radio Centro Catamarca

Brigadistas y baqueanos trabajan desde el domingo, para tratar de contener el incendio en la zona de Los Ángeles, Capayán y el Servicio Meteorológico Nacional reitera alerta por vientos intensos en cordillera y oeste de Catamarca, el fenómeno también afectará a otras dos provincias con vientos del sector oeste con velocidades de hasta 90km/h.

Los incendios en el cordón montañoso del Ambato no dan tregua: ya han pasado la zona de El Manchao, cruzaron el río Los Puestos y se dirigen hacia Los Altos de Arena.

El área afectada supera ya las 5.000 hectáreas. Según información oficial cuadrillas de la Brigada de lucha Contra Incendios Forestales, dependientes de la Dirección Provincial de Catamarca de Defensa Civil del Ministerio de Seguridad, durante la jornada del domingo realizaron tareas de sofocación en la cumbre del Ambato.

El incendio se habría iniciado aparentemente en el “Puesto del Río” al pie del cerro “El Crestón”, ya lleva afectando aproximadamente 10 kilómetros por cumbre, desprendiéndose en algunos sectores por las laderas hacia la localidad de Los Ángeles, Departamento Capayán.

Combatientes realizaron el ascenso de aproximadamente 3 horas a pie, durante la madrugada del domingo, acompañados por baqueanos. Durante el mediodía, luego de hacer cumbre, comenzaron a combatir las llamas que descendían con dirección a la zona norte del poblado de Los Ángeles, a los efectos de evitar riesgos con las personas que allí viven.

Por su parte, dos brigadistas, Palacios y Akerman, se separaron del grupo para atacar la cabeza del incendio que se dirigía hacia el Sur por cumbre, logrando contener el avance de las llamas.

Las aeronaves hidrantes pudieron realizar disparos que colaboraron con las tareas que se hacían en tierra, aunque se vio afectada la visibilidad de los pilotos por la gran densidad del humo y la altura del lugar.

Los últimos datos relevados por el Área Técnica de la Brigada indicaron que este siniestro es el más grande registrado en lo que va del año, consumiendo hasta ahora 2900 hectáreas de pastizal de altura.

Durante la noche del domingo y madrugada del lunes se realizaron permanentes monitoreos para llevar tranquilidad al poblado y en la mañana de ayer los jefes de cuadrillas organizaron las tareas realizadas ayer.

Puntualmente, se actuó de igual manera a lo realizado el domingo. Con los baqueanos se trabajó sobre la distintas laderas para proteger el sector del poblado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí