Esta vez la victima es un joven mecánico, denuncia que sufrió golpes, amenazas y otras vejaciones por parte de la Policía de la Provincia. La cuarentena da rienda suelta para que los uniformados actúen de forma impune ante una persona indefensa sobretodo si pertenece a sectores populares.

Esta mañana el hombre radicó la denuncia e inmediatamente luego de recobrar la libertad – aproximadamente a las 9 de la mañana- puso en conocimiento del hecho a la Fiscalía de DDHH de la localidad al sur de Salta, en comunicación con InfoSalta S. manifiesta que “en la Comisaría N°30 no querían tomarle la denuncia”.

El hecho sucedió alrededor de las 5.30 de la madrugada de este viernes, S.P. asegura que el furgón de la policía se desplazaba a alta velocidad (aparentemente el conductor estaba ebrio), el trabajador se encontraba durmiendo adentro de su vehículo Peugeot 206 estacionado fuera de su casa, por cuestiones de índole personal, se despertó a raíz del fuerte impacto.

Creo que ellos pensaron que mi auto estaba vacío, cuando vieron que yo estaba adentro y luego del fuerte impacto abrieron las puertas y me arrastraron afuera del vehículo, cuando sé que eso no se puede hacer, me arrastraron y comenzaron a golpearme, me llevaron esposado a la Comisaría”, asegura el joven trabajador.

S.P. cuenta que no pudo ver la cara de los violentos uniformados porque estaban con barbijo, y destaca que no hicieron firmar su ingreso, pero si su salida, tampoco vio que filmaran el procedimiento “producto de los golpes tengo una lesión en mi mano, cuando salí firme con una ‘X’ y pedí que me tomen la denuncia pero el policía de turno me dijo que ‘fuera a la fiscalía si quería denunciar’”.

“Otra cosa que quiero denunciar públicamente y legalmente es que el médico de la policía se negó a revisarme, por lo que tuve que ir a hacerme ver en el hospital, me vio el doctor traumatologo Samson que emitió un certificado que adjunto en la denuncia”, dice la victima.

No es la primera vez que en el sur de la provincia y en la cuidad de Metan la Policía de la Provincia tiene estas prácticas abusivas y extorsivas contra personas de sectores más humildes o trabajadores.

Este joven de 35 años padre de tres niños entre 2 a 4 años pide justicia ya que los uniformados no sólo lo sometieron a maltratos y vejaciones sino que lo imposibilitan para generar su ingreso económico diario “soy mecánico y que me lastimen las manos me limita a trabajar”, culmina.

En lo que va del 2.020 ya se registraron más de 30 denuncias por apremios y violencia policial en cuarentena en la provincia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí