El domingo fue detenido cuando transitaba la ruta 27. Denuncian que se trata de una persecución política para callar sus reclamos.

El cacique y presidente de la organización La Nueva Integridad de los Pueblos Originarios, Ceferino Vallejos, fue detenido el domingo cuando transitaba en su camioneta, cargada de carbón, la ruta 27 en Embarcación. El líder originario fue detenido, aproximadamente a las 17:30, y llevado al destacamento policial, padre Lozano.

Desde las comunidades wichi adjudican el armado de causa y pedido de detención a la fiscal Souto, quién estuvo en contra de la organización y de los pueblos originarios. Destacaron también que a la mencionada fiscal se le realizó una denuncia pública por estar a favor de los terratenientes, de los permisos de desmontes y tala de madera.

El vicepresidente de la organización, Mario Molina, pidió apoyo a las distintas comunidades originarias para que sea liberado Ceferino Vallejos. «Pido que nos apoyen desde la distancia, nuestro hermano Ceferino Vallejos es un luchador, nos quieren hacer callar, no quieren que reclamemos el tema de agua, salud, educación, tema de territorio, porque desde la organización Nueva Integridad de los Pueblos Originarios estamos reclamando nuestros derechos y el Estado no quiere reconocer, nos quiere seguir avasallando, torturando, masacrando a través de sus leyes, las autoridades no quieren que nosotros levantemos nuestra voz, no quieren que tengamos derecho a nuestra libertad».

En su llamado de unión de los pueblos preexistentes, Molina sostuvo: «la unión hace a la fuerza, es hora de que podamos levantar la cabeza y unirnos para pelear por nuestros derechos, para que se acabe de una vez por todas esto, pido el apoyo».

Hasta el momento Vallejos continúa detenido en la comisaria de Embarcación, mientras los miembros de comunidades wichis aguardan en las puertas del destacamento su inmediata libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *