• Por: Teresita Frías 

Hombres de todas las edades crearon un grupo de WhatsApp y Facebook donde exponen a varias metanenses, fotos o historias que en muchos de los casos no son reales son parte de los delitos digitales cometidos desde un perfil falso con el nombre de “Mauricio Muñóz“.

Cabe resaltar que la mayoría de los integrantes de esos grupos son guardiacarceles y policías.

El caso más grave surgió este fin de semana, cuando una joven de la zona norte de la ciudad fue víctima en esa plataforma con posteos que la calumniaban e injuriaban, le atribuían “una supuesta infidelidad a su marido“, lo que desencadenó en la ira de su pareja que la maltrato brutalmente, ocasionándole múltiples traumatismos en su cuerpo. El violento quedó a disposición de la justicia.

Un delito llamado “venganza”

Hace poco más de una semana que en esa cuidad varios hombres de todas las edades y profesiones crearon un grupo de Facebook y WhatsApp llamado “Esta es tu novia, Metán-Salta”, donde varias metanenses son expuestas, con ‘packs’ o historias que en muchos de los casos no son reales.

Todo surgió cuando varias jóvenes de ese lugar cansadas de ser víctimas de acoso digital y callejero decidieron crear un grupo para cuidarse y mostrar quienes eran los hombres casados o solteros que las acosaban, ese fue el detonante que desencadenó en un grave delito que atenta contra la integridad de muchas mujeres de Metán.

Violencia de género digital

Hace tiempo ya se ha comenzado a hablar en distintos ámbitos doctrinarios de la “violencia de género digital” como forma novedosa de la violencia de género tradicional que tiene características que la hacen autónoma, específicamente, pero que no deja de reflejar una jerarquía de poder entre el agresor y su víctima, adaptándose en su forma a la nueva realidad de las comunicaciones digitales que abarcan las redes sociales, la mensajería instantánea, entre otras y que afectan a la mujer en su integridad moral y emocional, dejándola expuesta ante conocidos y desconocidos, pues como en este caso, se utiliza una red social de acceso público para someter a la víctima al control y dominación, dañando su reputación y generándole un tipo de agresión o presión psicológica y moral que la afecta gravemente. Es que al ejercer violencia de género difundiendo comentarios ofensivos, fotografías íntimas, comentarios humillantes, coacciones y amenazas mediante el uso de las redes sociales se traspasa el ámbito privado, se “viralizan” perpetuando de tal modo la violencia ejercida. Es mediante la utilización de las nuevas tecnologías y las redes sociales que el machismo ha encontrado una nueva forma de control, humillación y vejación de las mujeres.

Esto es lo que puedes hacer si publican fotos o vídeos sin tu permiso en redes sociales

Si te ves afectada por una situación de este tipo, denúncialo. El que publica información personal sin consentimiento atenta contra el derecho a la intimidad, la imagen y comete un delito.

El código penal en su capítulo tres se refiere a los “Delitos contra la integridad sexual”, en el artículo 128, distingue las penas van desde los cuatro a los ocho años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *