El hombre de 81 años es investigado ahora por la detención ilegal y las torturas a un delegado gremial. Esteban Juárez fue torturado en los galpones de la empresa La Veloz del Norte, que pertenecía al empresario ahora procesado.

Juárez fue detenido la noche del 21 de agosto de 1977 por la policía y llevado a los galpones de La Veloz del Norte donde fue golpeado antes de ser llevado a la Comisaría Cuarta de la ciudad de Salta, lugar en el que volvió a ser sometido a torturas. En ese marco, la jueza resaltó en la resolución que Levín «era el dueño y responsable de lo que sucedía en las instalaciones de su empresa (…)lo que no habría podido cometerse sin expreso conocimiento y/ó autorización del dueño» y por eso lo consideró partícipe necesario de estos hechos.

Eso no es todo. Tal como lo resumió la sección local del diario Pagina 12, la jueza recordó lo que ocurrió en el juicio al empresario por la detención en 1977 del delegado gremial Víctor Cobos, trabajador de La Veloz del Norte. Allí el testigo Juan Carlos Crespo afirmó que “los empresarios perseguían porque no querían sindicalistas, pero detrás de ellos había un autor intelectual, y ¿quién era el ideólogo? Era Marcos Levín».

Asimismo, en la investigación que ahora llegó al procesamiento se determinó que Levín «estuvo vinculado estrechamente con el sub comisario (Víctor Hugo) Bocos de la Comisaría 4ta. y con el personal de dicha dependencia». Bocos reconoció en este proceso que era empleado de La Veloz del Norte y se mostró agradecido con Levín por haberle ofrecido trabajo en un momento de dificultad económica. Condenado en relación a Cobos y encausado por la detención ilegal de trabajadores de La Veloz del Norte, Bocos también estaba imputado en esta causa, pero el trámite se suspendió respecto de él debido a que sufrió un ACV y se considera que no está en condiciones de afronta el proceso penal.

Levín fue procesado por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada e «imposición de tormentos agravados por tratarse la víctima de un perseguido político», y se le trabó embargo por $500 mil. En la misma resolución la jueza también procesó al comisario inspector retirado Víctor Hugo Almirón (73 años), que fue jefe de la Cuarta, como autor mediato de la privación ilegítima de la libertad agravada y amenazas cometidas en perjuicio de Carmen Esteban Juárez y de su hijo Pedro Esteban Juárez Rivera, detenido el 22 de agosto de 1977, y por imposición de tormentos agravados en perjuicio del primero de ellos. También le impuso un embargo de $500 mil. El policía retirado Hugo Faustino Aillón (61) fue procesado también en relación a Juárez Rivera, en su caso como partícipe necesario de privación ilegítima de la libertad agravada y amenazas.

La causa se inició el 17 de abril de 2017, por la denuncia de Pedro Juárez Rivera en el Juzgado Federal 2, sobre la detención ilegal que padeció su padre. Según contó, cuando tenía 23 o 24 años su padre caminaba con su compadre y compañero de trabajo en la empresa Famoga SRL y de militancia gremial Raymundo o Ignacio López. Su padre lo acompañó por la calle Irigoyen hasta la avenida Independencia de la ciudad de Salta, donde fueron interceptados por hombres uniformados que dijeron ser de la Policía de la provincia, los identificaron y los llevaron a los talleres de La Veloz del Norte, donde su padre fue golpeado y torturado por varios policías y luego fueron llevados a la Comisaría Cuarta. El ataque fue de tal gravedad que Carmen Esteban Juárez necesitó de 30 días de reposo para reponerse.

Otros hermanos de Juárez Rivera, Carmen Rosa, Juan Benjamín y Mirta del Valle, confirmaron su relato. La primera añadió que como su casa quedaba cerca de los galpones de La Veloz del Norte pasaba por ahí todos los días y veía a policías apostados en la puerta. Juan Benjamín precisó que su padre era delegado gremial de la Fábrica Argentina de Mosaicos Onix Granitos y Afines (Famoga) y fundador del Sindicato de Obreros y Mosaístas de Salta, y que además militaba en el Partido Comunista. Mirta del Valle dijo que se sabía que a los talleres de La Veloz del Norte se llevaba a gente detenida y que Levín señalaba a quienes debían ser detenidos. En la investigación se accedió a los prontuarios de Juárez padre e hijo y se determinó que el primero estuvo detenido el 21 de agosto de 1977 en la Comisaría Cuarta.

En el procesamiento la jueza destacó que Levín y los dos policías retirados acusados por actos de terrorismo estatal son sometidos a juicio en el marco de un sistema de protección de los derechos humanos. Esta es la tercera causa en la que se investiga a Levín por su participación en las violaciones a los derechos humanos perpetradas durante la última dictadura cívico militar. En 2016 fue condenado, junto a los policías Almirón, Bocos y Enrique Cardozo, por la detención ilegal y las torturas a Cobos. Esta sentencia fue apelada y espera resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Levín también está imputado por las detenciones irregulares y las torturas que sufrieron 16 empleados de la transportista La Veloz del Norte en enero de 1977. Cuarto Salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *