Un conocido boliche de la ciudad al sur de Salta sobrepasó la capacidad permitida de personas que además no respetaron el protocolo de solo permanecer en sus sillas. Pero eso no fue todo, hay testigos que afirman que durante los dos días que abrió este local nocturno el Intendente Issa habría asistido.

Tanto fue el exceso de personas que la policía científica ingresó al lugar a filmar y tomar fotografías.

Momento en que la policía científica ingresó al lugar

Según fuentes que se comunicaron con este medio el día sábado uno de los concurrentes habría sido el Intendente José Issa que se habría molestado porque pidió quedarse después de la hora del cierre y los dueños no accedieron. Asimismo, varios testigos afirmaron que el domingo el jefe comunal nuevamente fue e intentó ingresar junto a un grupo de personas pero los dueños del local no pudieron permitir su ingreso ya que la capacidad otra vez estaba excedida, “Issa intentó ingresar y hacer pasar a la gente que estaba afuera esperando, cómo no le permitieron el ingreso, casualmente llegó la policía científica y comenzó a tomar imágenes”, aseguró uno de los testigos.

Ante esta situación la policía habría solicitado intervención a la fiscalía de turno “que se habrían negado a actuar”. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *