Las personas que partieron caminando 150 km hacia la capital salteña aún siguen esperando ser atendidos por el Gobernador Gustavo Sáenz.

Luego de la lluvia buscaron refugio en la terminal de ómnibus.

Aguardan soluciones al problema de desempleo y que les abonen las obras ya construidas que les adeudan desde hace 8 meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *