Se lanzó el operativo de seguridad por las fiestas de fin de año con la afectación de más de 1000 efectivos policiales y donde se implementarán retenes en las zonas urbanas y 55 controles fijos.

El comisario mayor Marcelo Armella contó que se ha organizado el operativo con el objetivo de cumplir con todas las medidas sanitarias vigentes que, establecen que la circulación quedará prohibida desde las 02:00 hasta las 06:00 del 25 y del 1° de enero.

Los policías afectados al operativo realizarán controles vehiculares, comerciales y gastronómicos a fin de preservar el orden público, impedir las conductas delictivas y contravencionales, además de trabajar en el resguardo de la salud pública supervisando el cumplimiento de las disposiciones sanitarias vigentes por la pandemia.

Los operativos se extenderán hasta el 7 de enero y también obedecen al relajamiento social que se advirtió desde hace ya algunos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *