La comunidad sorda metanense plantea un inconveniente que atraviesan siempre al momento de ingresar en el sistema educativo, quieren que en las aulas los profesores pertenezcan a la colectividad, aseguran que “un maestro oyente tiene su propio idioma que es el español oral y escrito; y eso hace que incurran en un error al momento de enseñar”. En este contexto elaboraron un proyecto donde informan a las autoridades municipales que la Lengua de Señas Argentina debe ser enseñada por personas sordas.

En comunicación con Tomás, uno de los referentes de la comunidad nos cuenta que “el idioma que utilizan es la Lengua de Seña Argentina -LSA-“, y desea aclarar que no es real lo que las personas oyentes aseguran: ‘la lengua de seña retrasa el hablar, es mentira’. “Cuando conocí la comunidad sorda me di cuenta que me falta la entender muchas cosas más profundamente y eso fue gracias a la lengua de seña”, indica.

Otro de los inconvenientes que se vislumbran es con los niños, “conozco una menor de 10 años escolarizada en la escuela Evita que asiste para aprender LSA, pero su realidad no es la de todos los niños, aquí hay chicos que sus padres no quieren que aprendan la lengua de señas por que dicen que retrasa el habla”.

En Metán la comunidad está compuesta por 34 personas, la mayoría mayores de edad, “lo más importante es que los menores vayan conociendo la cultura para poder salir adelante y manejarse mejor”, dice Tomás.

Las personas sordas en Metán tenemos derechos y también tenemos derecho a tener un lugar propio para poder encontrarnos, comunicarnos y reflexionar sobre que es nuestra lengua de señas.

Tomás Riega junto a Emilse Maclef y Enzo Contreras son quienes impulsan el proyecto para que enseñen profesores sordos: “la lengua de señas es la lengua de las personas sordas, y en lo que al proyecto se refiere estamos a la espera de una ordenanza que también enviamos al Concejo Deliberante”. Si bien el proyecto fue presentado, aún no tuvieron una respuesta por parte del Municipio ni el cuerpo de ediles.

Estas personas vienen trabajando hace varios años para que se los incluya laboralmente en esa ciudad “esperamos con ansias que se apruebe el proyecto, deben entender que se trata de que persona sordas deben enseñar la LSA ya que es nuestra cultura y también deseamos que se apruebe como patrimonio cultural de las personas sordas”, finalizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *