Una familia salteña vive un momento dramático. Luego de la muerte de su padre, el Hospital Privado Santa Clara de Asís, donde estuvo internado les reclama una deuda imposible de pagar. Denuncian que en 3 horas el presupuesto se incrementó en un millón de pesos, pero no saben de dónde sale esa cifra.

Dos hijas del hombre contaron a Todo Salta Noticias que era oriundo de Tartagal y vino a pasar con ellas las fiestas. El 27 de diciembre empezó con un cuadro de vómitos muy fuerte y desde ese momento comenzó su peregrinar en busca de atención médica.

Ese mismo día, fueron al Hospital San Bernardo donde les dijeron que faltaba personal médico y que por las fiestas estaban todas las camas ocupadas, intentaron comunicarse con PAMI, lo que tampoco fue posible y por ello, no les quedó otra que buscar atención en la parte privada.

“Mi papá entra con una obstrucción intestinal, se broncoaspiró y le produce una neumonía bipulmonar. Lo operaron, fuimos vendiendo cosas nuestras, entre los hermanos poniendo la plata. Veníamos pagando lo que nos venían diciendo. Me pidieron un depósito de 40 mil pesos, lo dimos y en la recepción me dijeron que no se firmaba un documento en blanco, no lo recibían. Lo firmé de la desesperación, con tal que lo atiendan”, dijo Vanesa, la hija.

La operación se concretó con éxito, sin embargo su estado de salud estaba muy deteriorado, estuvo 12 días entubado, le hicieron una traqueotomía y al día siguiente, el 15 de enero, falleció.  “Hago un depósito ese día de 95 mil pesos. Tenía otra factura por 700 mil pesos y cuando volví, me salen con que debían 1.749.000. Los medicamentos se incrementaron de 121 mil pesos a 1.060.000 en 3 horas”, detalló.

En este sentido, denunciaron penalmente a la clínica por extorsión ante las intimidaciones de pago y por el documento en blanco que le hicieron firmar, aun cuando ya habían realizado un depósito, y a través del cual la amenazan con embargarle todo lo que tenga.

“Vinimos con escribanas para certificar que es lo que se le puso a mi papá, se mandó una carta documento diciendo que necesitamos que nos den el documento en blanco que se firmó bajo presión y la información de que se le hizo a mi papá, se negaron a recibir la notificación”, manifestó.

Asimismo, consideran que hubo abandono de persona por parte del PAMI y presentaron un amparo para que se haga cargo de la deuda. “Hicimos hasta lo imposible para que lo atiendan en la parte pública y nadie lo quiso atender y necesitaba operarse con urgencia. Nos dijeron que paguemos y después lo reintegran, pero no tenemos esa plata. Es un comercio con la vida y la desesperación de la familia porque nosotros somos 5 hijos que hemos sacado hasta lo imposible por pagar y encima se terminó yendo”, cuestionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *