En la ciudad de Metán, minutos después de las 14 la jueza Carolina Poma Salvadores leyó la sentencia que condena al ex concejal de Cambiemos a dos años y siete meses de prisión no efectiva y con la inscripción de su ADN en el banco genético.

En diálogo con el abogado de la victima Marcelo Salazar sostuvo que el fallo estaba dentro de lo previsto ya que la fiscalía había pedido tres años y dos meses.

Asimismo aseguró que esperan los cinco días hábiles para que se efectivice el fallo y se conozcan los fundamentos. La jueza entendió la gravedad de los hechos expuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *