La inflación es uno de los problemas que más afectan a la población argentina en general, pero por sobre todo a quienes se hayan en situación de vulnerabilidad social. Ante esa realidad, el Gobierno Nacional dispuso un nuevo aumento que englobará a las jubilaciones, pensiones, Asignación Universal por Hijo/a y asignaciones familiares. Además analiza un nuevo bono. 

La nueva norma que regula el sistema de reparto elevará el haber mínimo desde los $ 19.035 a un monto cercano a los $ 20.570. En concreto, el primer incremento trimestral será del 8,07%. La ley establece cuatro subas al año.

Un dato no menor es que la variación trimestral con la fórmula que impuso Mauricio Macri hace cuatro años hubiera limitado el ascenso al 7,18%, casi un punto por debajo.

La movilidad no sólo afectará a los 5,3 millones de jubilados, sino también a los 3,1 millones de pensionados y a 13,5 millones de personas integrantes de hogares que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las asignaciones familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *