Tras el acta de acuerdo que se firmó entre los funcionarios provinciales y los gremios, se acordó un bono de 10 mil pesos y el incremento del 4.5% y cuando se retome la mesa de diálogo, comenzará a discutirse la paritaria del 2021, a la expectativa de lo que ocurra a nivel nacional.

Pero no todo los sectores docentes están conformes, hay quienes aseguran que “con esa acta que se firmaron con las autoridades es para remediar las desventajas del sector que el año pasado tuvo con las paritarias 2020”.

Haciendo un breve raconto de lo que significa este aumento se puede destacar que el nivel inflacionario el año pasado fue mucho más alto del actual arreglo. Este incremento y ese bono de 10 mil pesos vendrían a remendar lo ocurrido el 2.020 y además, en cierta forma a persuadir a los educadores “para que no vayan a paro”.

Cabe destacar que recién a partir del lunes cuando la comunidad educativa regrese a las aulas, recién comienzan las tratativas para lo que serán las paritarias 2021.

En este contexto cabe destacar que el aumento otorgado por el gobierno provincial no logra suplir las demandas de los constantes aumentos a nivel nacional que van desde el combustible hasta los útiles, hay muchos docentes que se sienten desprotegidos por los gremios que los representan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí