Durante su discurso de apertura de sesiones del Congreso, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, habló sobre la desigualdad en el acceso global a las vacunas contra el coronavirus y dijo: “Lamentablemente hay una realidad: hoy el 10% de los países acapara el 90% de las vacunas existentes”.

Según las estadísticas actualizadas de Our World in Data, como advirtió Fernández, de las 227 millones de dosis aplicadas hasta el 25 de febrero (último dato disponible), unas 206 millones -un 90,7% del total- se concentraron en tan solo 18 países, en su mayoría desarrollados.

El ranking lo encabezan los Estados Unidos (68 millones), China (40,5 millones) y el Reino Unido (19 millones), y lo siguen India (13 millones), Turquía (8 millones), Israel (8 millones) y Brasil (casi 8 millones). Es decir que tan solo estos 7 países acaparan el 72,5% del total de vacunas.

Si se toma a los primeros 18 países en el ranking -el 10% de los países del mundo- que además de los 7 mencionados incluye a los Emiratos Árabes, Alemania, Francia, Italia, Rusia, España y Chile, entre otros, la cifra de vacunas llega a los 206 millones, que es equivalente al 90,7% del total. Según este registro, la Argentina se encuentra en la posición 24 con unas 830 mil dosis aplicadas hasta el momento.

Estos datos coinciden en gran medida con estas estadísticas publicadas por Bloomberg, el sitio especializado en economía y finanzas que también viene realizando un seguimiento sobre dónde se están aplicando las vacunas.

“Es correcto que existe una desigualdad en la compra de vacunas y esto sucede con todas las vacunas, no solo con la de COVID-19: primero la compran los países de mayor poder adquisitivo y, más adelante, cuando disminuye la urgencia y generalmente baja el precio por la mayor competencia, ingresan al mercado los países menos desarrollados”, explicó a Chequeado Martín Langsam, profesor de la New York University (NYU) en la Argentina y experto en políticas públicas.

La declaración de Fernández está en la misma línea que una reciente denuncia de António Guterres, actual secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Durante la última sesión de alto nivel del Consejo de Seguridad, Guterres aseguró que el 75% de las vacunas COVID-19 aplicadas hasta el momento se concentró en tan solo 10 países, todos ellos desarrollados, y que más de 130 países aún no recibieron una sola dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *