Por: Matias Giliberti para QPS

Aunque está rodeado de juegos, trabajar en los casinos del MAC Group en Salta no es nada divertido. Es más, parece una pesadilla. Por miedo a sufrir represalias, empleados de las salas de juego ubicadas en el centro de la capital salteña denunciaron, de forma anónima, las irregularidades que deben soportar para poder llevar unos pesos a sus casas. 

Una de las situaciones que rebalsó el vaso de los trabajadores fue el despido de una compañera suya a la que echaron por demorarse en el baño. Estaba indispuesta, sufrió una emergencia y demoró 4 minutos más de los apenas 5 qe les habilitan. Eso le costó su puesto de trabajo, acusada de hacer abandono del mismo. 

En las instalaciones de uso interno hay carteles que anuncian que tienen apenas tienen 30 minutos -contados con reloj- para poder comer y hacer sus necesidades. Si lo exceden, pueden sufrir sanciones o quedarse en la calle. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *