Un hecho gravísimo ocurrió esta tarde en el control policial de El Gallinato, camino a La Caldera, sobre Ruta Nacional Nº 9. Allí, un joven de aproximadamente 20 años denuncia que fue interceptado por dos efectivos que comenzaron a interrogarlo para averiguar si tenía antecedentes y después uno de ellos lo empujó por el barranco sin mediar palabra alguna.

El joven cayó al vacío y fue amortiguado por la abundante vegetación que literalmente le salvó la vida o evitó que sufra una herida de consideración. Ante la inexplicable actitud violenta del uniformado, desde el entorno del damnificado piden que se haga justicia y que no quede impune.

“Venía caminando por la ruta, le hicieron abrir la mochila, le averiguaron los antecedentes y uno lo empujó al barranco”, relató a Que Pasa Salta una allegada al joven que trabaja como ayudante de pintor y que venía de realizar un trabajo en una casa. QPS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *