Hay algunos que estaban en condición de jubilarse, otros con más de dos años de licencia médica y otros con causas penales.

El Ministerio de Seguridad de la Provincia, a cargo del ex Coronel Juan Manuel Pulleiro anunció la incorporación de más de 400 efectivos a la Policía, con el objetivo es reforzar la seguridad, y en simultáneo se conoció la nómina del retiro obligatorio de personas que se desempeñaban en la fiereza con muchos antecedentes desfavorables.

Al conocer la lista, las mujeres de varios policías con sumarios administrativos, causas judiciales y poco desempeño al momento de rendir para acceder de jerarquías decidieron manifestarse enfrente de Jefatura. Por esta razón Pulleiro aseguró en una entrevista realizada por FM Profesional que “se revisará puntualmente los casos de las personas que se manifestaron frente a la sede del Ministerio, no son más de seis”.

Además el Ministro detalló que las bajas fueron definidas por una Junta de Eliminaciones conformada por 24 comisarios generales y comisarios mayores, que analizó las carpetas de 653 efectivos.

Esa Junta elevó al Ministerio de Seguridad una nómina de 378 bajas, que luego de una revisación se redujo a la lista de 340 efectivos que finalmente fueron dadas de baja. Señaló también que se trata de un  retiro obligatorio, que no debe confundirse con despido, esto quiere decir que estas personas no quedan en la calle ni se van sin sueldo.


La Policía de Salta realiza anualmente una Junta Superior de Ascensos en octubre y una Junta Superior de Eliminación en julio. Las Juntas están conformadas por 24 autoridades de la Institución. Evalúan las distintas circunstancias del personal para proponer ascensos o pase a retiro obligatorio según cada caso. Los resultados son revisados por la Asesoría Legal y Técnica de la Secretaría General, la Secretaría de Seguridad y el Ministerio de Seguridad.

La Junta Superior de Eliminación 2.020 propuso pase a retiro obligatorio a:
89 suboficiales, que cumplieron los 25 años de servicio, y oficiales que cumplieron los 30 años de servicio policial, como lo determina la legislación vigente. Todos ellos cobraran el 100% de la jubilación, concluidos los trámites correspondientes y luego de haber accedido a las licencias adeudadas, en caso de que hubiere.
Otras de las evaluaciones se hicieron sobre los legajos profesionales del personal y concluyeron con el pase a retiro los policías que presentaban antecedentes disciplinarios desfavorables. Es el caso de 36 efectivos con exceso de días de arresto y de sumarios por determinados incumplimientos.

La Junta también evaluó la situación de policías que excedían la edad física en el grado, como lo indica la normativa policial. En este caso se propuso el pase a retiro de 28 efectivos en esa condición.

Entre otros casos se propuso el pase a retiro de 164 policías por diferentes situaciones, o acumulación de ellas. Se trata de personal que estaba en condición de postergado, lo que quiere decir que no logró ascender por dos períodos consecutivos, ya sea por excesos de sumarios, de días de arresto o legajos con antecedentes desfavorables, entre otras situaciones que fueron materia de evaluación. Por otra parte 13 policías pasaron a retiro por presentar más de 2 años de licencia médica y 10 por encontrarse detenidos con causas penales.

En estos casos, los policías que hayan cumplido más de 10 años de servicio percibirán el “haber de retiro proporcional a los años aportados”. Concluyendo que el pase a Retiro Obligatorio no determina despidos de policías, ni bajas ni exoneración.

Cabe destacar que todas las necesidades o dudas que surjan en torno a los retiros pueden ser presentadas en la Jefatura de Policía, donde cada caso será atendido por la superioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *