*Por: Sandra Díaz

Desde hace un mes las comunidades San Felipe y La Esperanza se encuentran completamente aisladas y sin señal para comunicar urgencias. Además denuncian que están abandonados por el Estado Provincial.

InfoSalta dialogó con Dalmiro Acosta, un maestro bilingüe en la comunidad San Felipe y manifiesta que “esta parte del camino esta a un kilómetro de su comunidad, camino a pueblito de Rivadavia Banda Sur”, y agrega: “este trayecto de casi dos kilómetros está todo inundado, justo en la parte de la finca Las Llaves, es el único camino que los habitantes de la zona transitan para llegar al pueblito en busca de poco de mercadería”.

Acosta manifiesta que hasta el momento no hay asistencia para la zona, ni visitas de médicos, enfermeros, policías o personal del municipio, “estamos en total abandono, situación que no nos sorprende porque eso sucede cada año en los meses de febrero y marzo, las autoridades lo saben pero nos dan la espalda, cuando se enferma algún niño o persona mayor lo debemos curar con remedios caseros como sea porque estamos rodeados de agua”.

Los pobladores se las ingenian para poder salir de sus casas a proveerse de víveres realizando una senda en pleno monte “por ahí pasábamos en los primeros días que se cortó el camino, pero hoy también nos dimos que esta cortado la parte que era una alternativa y por eso para poder salir del lugar con destino al pueblito nos vimos obligados a armar con palos atados un flotante y poner la motito arriba”, indica el maestro.

El río sigue creciendo y la preocupación de las más de cien familias es que el municipio no los asisti ni siquiera con mercadería.

La situación en esa zona del norte salteño es alarmante, al punto de despertar el interés de la Organización de las Naciones Unidas -ONU- que ya en el año 2.017 comparaba a esa zona con la República Africana de Sudán del Sur. En esa ocasión Roberto Valent, máxima autoridad de esa Organización aseguró que el norte salteño tiene “un problema que es complejo y estructural”, agregó “que la situación que se vive en Salta es muy similar a la que se vive en Sudán del Sur”.

En la actualidad, luego de cuatro años de esas dolorosas declaraciones, la situación en las comunidades originarias lejos de mejorar fueron en declive y se agudizó con la pandemia, cambió el gobierno provincial pero la falta de gestión para mejorar la calidad de vida de esos pobladores sigue igual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí