La Justicia de Salta ordenó que el diputado nacional y empresario de medios de comunicación Martín Grande  se capacite en violencia de género, luego de que llamara “atorranta” a la fiscala penal de Derechos Humanos Verónica Simesen de Bielke. Además, intimaron al legislador a abstenerse de volver a agredirla por cualquier medio y le requirieron difundir contenidos para concientizar sobre el machismo.
Molesto porque Simesen de Bielke lo había citado para aportar información en una investigación que desarrollaba, Grande calificó a la magistrada como “atorranta” e “ineficiente” durante una entrevista radial. 

Tras una denuncia de la fiscal, la jueza de violencia familiar y de género de primera nominación Noemí Valdez ordenó que el diputado se capacite en materia de violencia de género y acredite haber cumplido con la formación.
La jueza consideró que “se ha vulnerado la integridad moral, psíquica y psicológica de la denunciante” y apuntó que es un agravante que eso haya sucedido desde un medio masivo de comunicación. También requirió que el Observatorio de Violencia contra las Mujeres de Salta asesore al legislador en el tema.    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí