La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca) condenó el ataque perpetrado la semana pasada contra la localidad de Mann, en el noroeste del país.

“La Minusca condena este ataque que, lamentablemente, dejó siete muertos y varios heridos entre la población de Mann”, señaló el organismo en su página web​​​.

La misión expresa sus profundas condolencia a las familias de los muertos y desea una pronta recuperación a los heridos.

Según la Minusca, este ataque es “una grave violación del derecho internacional humanitario” y tales actos “podrían constituir crímenes de guerra”.

La República Centroafricana atraviesa una situación difícil con respecto a la seguridad, que se ha deteriorado desde el golpe de Estado en 2013, tras el cual se produjeron enfrentamientos entre las milicias de mayoría musulmana Seleka y las milicias cristianas anti-Balaka.

La reelección del presidente Faustin-Archange Touadéra en los comicios del 27 de diciembre de 2020 solo agravó la tensión en el país

La oposición y los grupos armados rebeldes no reconocieron los resultados de las presidenciales. El Gobierno denunció intentos de atacar la capital, Bangui, los amotinados lograron apoderarse de varias poblaciones, parte de las cuales fueron liberadas más tarde.

Fuente: Sputnik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *