Las autoridades que integran el Comité de Emergencia de Villa La Angostura se reunieron en el mediodía de este viernes para establecer los pasos a seguir luego del alud que cayó alrededor de las 23 del jueves pasado y dejó inhabilitada parte de la Ruta 40.

«Hay una fractura de 7 centímetros de la ladera que todavía no ha caído y si permitimos el paso de vehículos va a generar movimientos en el suelo y podría generar un nuevo desprendimiento. Tenemos buen clima ahora pero se prevén nuevas lluvias y nevadas y hay que hacer desprender esa fractura», explicó el comisario Guillermo Alfaro.

Luego de varias horas de trabajar máquinas del municipio se estableció la habilitación de una sola mano, permitiendo el paso de los vehículos de emergencia, hasta que se pueda verificar que el sector no representa un riesgo para el tránsito. Las autoridades además informaron que una casa quedó al borde del vacío.

Personal de Vialidad Nacional que está en el lugar sostuvieron que «se desconoce la fragilidad actual de la ladera y por esa razón temen que nuevas lluvias tornen más inestable el lugar».

«Hasta que no pase el temporal es posible que no habilitemos el transito total», apuntó Alfaro.

Al margen de la ladera, el deck y la pileta de la casa que se encuentra suspendida sobre un terreno inestable, es lo que están evaluando continuamente las autoridades, dado que prácticamente se encuentra en el aire. Temen que producto de las lluvias que se esperan para las próximas horas, también precipite la vivienda completa.

Vale mencionar que los vehículos livianos pueden circular y sortear el sector del derrumbe circulando por las calles internas del barrio Arauco, luego Bandurrias y salir por el acceso principal de Villa Correntoso, a metros del puente carretero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *