La OMS recomienda no vacunar contra Covid-19 a menores de 18 años

La OMS ha determinado que las siguientes vacunas contra el coronavirus cumplen los criterios necesarios de seguridad y eficacia:

Algunos organismos nacionales de regulación también han evaluado otros productos vacunales contra el coronavirus para su uso en sus países.

“Vacúnese con la primera vacuna que esté disponible para usted, sea cual sea, incluso si ya ha tenido Covid-19. Es importante vacunarse lo más pronto posible cuando sea su turno y no esperar más. Las vacunas aprobadas proporcionan un elevado grado de protección contra la posibilidad de enfermar gravemente y fallecer por esa enfermedad, aunque no existe ninguna vacuna que proteja al 100%”, sostuvo la OMS.

QUIÉNES DEBERÍAN VACUNARSE

Las vacunas contra el coronavirus son seguras para la mayor parte de las personas de 18 o más años, incluidas las que presentan afecciones previas de cualquier clase, incluidos trastornos autoinmunitarios. Esas afecciones incluyen: hipertensión, diabetes, asma, enfermedad pulmonar, hepática y renal, así como infecciones crónicas estables y controladas.

La OMS recomienza que “si en su zona hay pocos suministros de vacunas, hable con su proveedor de atención de salud y explíquele cuál es su situación si:

  • Tiene inmunodepresión
  • Está embarazada (si ya está amamantando, debería proseguir después de vacunarse)
  • Tiene un historial de alergias graves, particularmente a una vacuna (o a alguno de sus componentes)
  • Está extremadamente frágil”

A su vez, subraya que, por el momento, “los niños no deberían vacunarse “.

“Aún no disponemos de suficientes datos sobre el uso de las vacunas contra la Covid-19 en los niños para recomendar que se los vacune. Los niños y los adolescentes suelen contraer una enfermedad más leve que los adultos. Sin embargo, deberían seguir recibiendo las vacunas infantiles recomendadas”, advirtió.

¿QUÉ DEBERÍA HACER Y ESPERAR QUE OCURRA DESPUÉS DE VACUNARME?

Permanezca en el lugar donde haya recibido la vacuna por lo menos 15 minutos más, por si acaso tuviera una reacción inusual y pudieran atenderlo los trabajadores de la salud.  

Pregunte cuándo debería recibir una segunda dosis, si está indicado. La mayoría de las vacunas disponibles se administran en dos dosis. Pregunte a su proveedor de atención de salud si necesita recibir una segunda dosis y cuándo debería recibirla. La segunda dosis ayuda a estimular la respuesta inmunitaria y reforzar la inmunidad.

En la mayor parte de los casos, es algo habitual experimentar efectos secundarios leves. Entre los efectos secundarios comunes que se presentan después de la vacunación, que indican que el organismo de la persona vacunada está creando protección contra la COVID-19, figuran los siguientes:

  • Dolor en el brazo
  • Fiebre leve
  • Cansancio
  • Cefaleas
  • Dolores musculares y articulares

“Si en el lugar de la inyección aparece enrojecimiento o siente dolor que aumentan al cabo de 24 horas, o si los efectos secundarios no desaparecen después de unos días, póngase en contacto con su proveedor de atención de salud”, recomienda la OMS.

Y agrega: “Si manifiesta una reacción alérgica grave inmediatamente después de la administración de una primera dosis de la vacuna, no debería recibir más dosis de dicha vacuna. Es sumamente infrecuente que las vacunas provoquen directamente reacciones graves para la salud. No se recomienda tomar analgésicos como el paracetamol para prevenir efectos secundarios antes de recibir la vacuna contra la COVID-19, pues no se conoce cómo pueden afectar el funcionamiento de la vacuna. No obstante, si tras vacunarse presenta efectos secundarios como dolor, fiebre, dolor de cabeza o muscular, puede usted tomar paracetamol u otro analgésico”.

Aun después de haberse vacunado, siga tomando precauciones

A pesar de que la vacuna previene la enfermedad grave y la muerte, aún no sabemos hasta qué punto nos protege de infectarnos y transmitir el virus a los demás. Cuanto más permitamos que el virus se propague, mayores serán las posibilidades de que sufra mutaciones.

Siga adoptando medidas para ralentizar y en última instancia contener la propagación del virus:

  • Mantenga una distancia de por lo menos un metro con los demás
  • Use una mascarilla, en particular en espacios muy concurridos, cerrados y mal ventilados
  • Lávese las manos con frecuencia
  • Cúbrase con el codo flexionado al toser o estornudar
  • Cuando permanezca en espacios interiores con otras personas, asegúrese de que haya una buena ventilación, por ejemplo abriendo una ventana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *