La jueza de Garantías Noemí Liliana Valdéz intimó a Daniel Segura, ex intendente de General Güemes y actual diputado provincial por el “Partido Identidad Salteña”, a abstenerse de ejercer actos de violencia mediática, psicológica y psíquica que afecten el fuero íntimo y personal de la ex jueza del Tribunal de Faltas, Débora Ramírez que lo había denunciado en 2015 por abuso de autoridad y violencia de género, cuando la removió de su cargo mientras cursaba una licencia por perder un embarazo.

Este es un revés judicial para Ramírez que luego de denunciar al entonces intendente Segura sufrió innumerables violencias e intentos de silenciarla. Al punto intentaron cubrir al actual diputado que el juez de Garantías Hugo Martínez absolvió a Segura en septiembre de 2019 por el principio de la duda.

La denunciante asegura a InfoSalta que es una “vergüenza lo que se hizo con toda la causa, al juez no le interesó la constancia del pedido de la licencia ni la resolución que había emitido el intendente cuando ni siquiera era competente para tomar esas decisiones”.

En este caso la inacción de la justicia quedó al descubierto. Hasta se perdió el expediente y además ni notificaron a la víctima para que al menos pueda constituirse como querellante.

Pero ahora con esta resolución judicial se abre un manto de esperanzas en el caso de violencia institucional, mediática y de género que tiene como principal acusado al diputado Segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *