Su hermano la violó y dará a luz con solo 10 años

La niña fue llevada al hospital por un malestar estomacal y allí descubrieron que tenía una gestación de ocho meses. El autor del abuso es inimputable.

Una nena de 10 años fue violada por su hermano de 15 y quedó embarazada. El hecho ocurrió en Misiones y salió a la luz cuando su madre llevó a la víctima al Hospital de Pediatría Doctor Fernando Barreyro de Posadas porque presentaba intensos dolores de espalda y abdomen.

Ante la consulta de los médicos, la nena, que cursa un embarazo ocho meses, contó que su hermano la había violado. Los profesionales hicieron la denuncia en la Comisaría de la Mujer. Su caso está siendo investigado por la jueza Correccional de Menores Marcela Leiva y la fiscal María Laura Álvarez.

Debía declarar este jueves en Cámara Gesell, pero no pudo hacerlo porque todavía no habían terminado de realizarle los controles médicos. Ahora, deberán establecer una nueva fecha para conocer detalles del abuso que sufrió.

Desde Desarrollo Social, aseguraron que el hermano de la víctima, ya fue apartado de la familia.La nena está bajo resguardo y prevén que dé a luz a fin de año.

La titular del área de Infancia del Ministerio de Desarrollo Social, Ana María Pereira, remarcó que el embarazo por el que atraviesa la menor es de riesgo debido a que está en etapa de pleno desarrollo. A su vez, también se encuentra en riesgo el feto por lo que los cuidados que reciben son específicos.

Sobre el destino del bebé, Pereira anticipó que, una vez nacido, la tutela le corresponderá a la abuela de la niña. Mientras que la Justicia quiere que la víctima, que está cursando cuarto grado de primaria, continúe con su escolaridad.

Si bien el expediente judicial está en una primera fase, se supo que la mamá de la niña no sabía nada respecto al abuso sexual ocurrido en su familia. La mujer entró en shock al enterarse del embarazo de su hija y su pareja también se mostró muy sorprendida.

Como el autor de la violación tiene 15 años, es inimputable por la Justicia. Por lo que, en primer lugar, la jueza Leiva había dispuesto que fuera alojado en el Instituto Lucas, un centro donde la Justicia remite a los menores en conflicto con la ley penal, pero luego decidió que quedara bajo la tutela de una tía.

La víctima tiene otros cinco hermanos y viven todos juntos en el barrio Santa Rita. Se mantienen con los ingresos de una pensión que cobra su madre por sus siete hijos y el sueldo de su pareja, que es empleado público.

Según los asistentes sociales que visitaron la vivienda, no hay hacinamiento y la familia vive en buenas condiciones.

 

 

Fuente: Que Pasa Salta

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*