Claves de Coaching para evitar el estrés

La vida constantemente nos pone pruebas y obstáculos, que pueden resultar en grandes mochilas para nuestras espaldas y dificultarnos avanzar. Lidiar con las presiones laborales, financieras y familiares de una manera positiva es posible, pero debemos trabajar para ello.

En este artículo te brindamos algunos consejos fundamentales de los mayores expertos en Coaching de la Federación Internacional de Coaching -ICF- para mantenernos plenos, aún en tiempos difíciles.

● SUPERA LAS EMOCIONES NEGATIVAS
Si bien en estas épocas de aislamiento caer en la negatividad es lo más fácil, debemos esforzarnos por evitarla: a través de un cambio consciente en nuestro lenguaje y en nuestra forma de comunicarnos, identificando las ideas pesimistas y eliminándolas de nuestros pensamientos. Cuando estos ejercicios fluyan, la positividad surgirá naturalmente.
● EVITA LAS GRANDES EXPECTATIVAS
Las presiones y exigencias, laborales, financieras, familiares, sociales, pueden causarnos estrés e insatisfacción. Recuerda siempre disfrutar más el proceso que el resultado de lo que haces, sin proyectarlo demasiado. Si hay aspectos que quieres mejorar de ti mismo puedes hacerlo, pero a tu propio ritmo y según tus propias necesidades y posibilidades.
● ESCAPA A LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS
Vivimos en una sociedad más preocupada por la apariencia que por la esencia: reniega de eso. Enfócate en actividades que te apasionen, que te resulten placenteras y que ayuden a los demás (nuestro inconsciente no diferencia entre el dar y el recibir, por eso la solidaridad nos puede hacer tanto bien).
● DÉJATE UN TIEMPO PARA TI
Aunque sea difícil, asegurate unos 10 minutos diarios, antes de levantarte o de irte a dormir, para enfocarte en tus necesidades y en relajarte. Después de todo, ¿quién nos va a cuidar más que nosotros mismos? El cuidado de sí, tanto físico como espiritual, es fundamental para superar el estrés y la ansiedad; implica encontrarnos con nosotros mismos más allá de todas esas cáscaras de presiones exteriores que se nos imponen.
● CAMBIA LA RELACIÓN CON TU CUERPO
Usamos nuestro cuerpo como un mero instrumento para hacer cosas, y olvidamos que fundamentalmente, ¡somos un cuerpo! Por eso, es importante que lo trates de la mejor manera: haciendo ejercicios de respiración, practicando deportes, gimnasia en casa o caminando, manteniendo una buena alimentación, bebiendo mucha agua. Nuestras emociones y presiones mentales pueden tener efectos muy negativos en nuestro físico: por eso debemos cuidar de ambos, nuestra psique y nuestro cuerpo, en igual intensidad.
● ESCRIBE LAS IDEAS QUE TE CAUSAN PREOCUPACIÓN
Escribir siempre es terapéutico y muy útil para reducir nuestro sentido de alerta, miedo y preocupación: escribe las amenazas que componen el origen de tu negatividad, de esta manera lograrás reflexionar sobre ellas y sobre ti mismo, para darte cuenta de que no son tan importantes, o que puedes solucionarlas. Además, la escritura de un diario siempre resulta un ejercicio muy productivo para conocerse a sí mismo, superar problemas y relacionarse con las personas que nos rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.