Apolinario Saravia l La concejala trans Yessica Yulán denunció a un cura por discriminación

*Por Claudia Alvarez Ferreyra

La edil Yessica Yulán realizó la denuncia en la Comisaría de El Dorado contra un cura por “discriminación e injurias”. 

Según relata Yulán, el cura en cuestión del que no sabe el nombre se encuentra a cargo de un grupo de 34 jóvenes de diferentes provincias que están siendo alojados en el colegio secundario nro 5034 de Apolinario Saravia. La concejala participaba de las actividades organizadas por el grupo junto a su hija de 15 años que había sido invitada, en un momento dice que se le acercó el cura y la invitó a retirarse del lugar. El clérigo le habría dicho que la causa de su pedido se debía a que ella ocupa un cargo político y que solo podían asistir los vecinos. La situación se dio frente a su hija adolescente.

La concejal pide en la denuncia radicada en la comisaría de El Dorado que se tomen las medidas legales correspondientes y la identificación del acusado. Manifiesta que se sintió discriminada en todo momento “al ser echada de una institución pública”. Además solicita que las personas que se encuentran en el colegio se retiren del edificio “por el mal uso de las instalaciones y por destrozos de elementos del mismo”.

Además de la denuncia en la comisaría, Yulán hizo pública la situación a través de la red social Facebook y sostiene lo siguiente: “Me siento asombrada, dolida y triste. No puedo creer que un sacerdote católico me discrimine y me eche de una Institución de mi Pueblo como es el Colegio 5030 diciéndome que no puedo ni debo estar en ese lugar. Supuestamente este sacerdote está a cargo de los misioneros que se encuentran en nuestro pueblo haciendo mal uso de las instalaciones de la institución nombrada provocando daño de elementos del lugar. Más aún me siento totalmente discriminada porque también me dijo que por ser concejal no me corresponde participar de sus eventos y yo digo ¿puede un sacerdote de Tucumán echarme del Colegio siendo yo Autoridad de mi pueblo?. Lo peor (es que) este sacerdote hizo esto delante de mi hija lo cual dañó sicológica y moralmente a la adolescente ya que ella participó durante dos días de dichos eventos y sabían que era mi hija. No me explico esto, ¿qué pasa con la gente de la Iglesia?. Espero que mi hija nunca más tenga que pasar por esta situación. Todo puede ser conmigo con mi hija no. Respeto opinión, comentarios y dichos pero no acepto discriminación ni injuria hacia mi persona menos a mi hija. No sé qué paso, todavía no me repongo de esto . Por supuesto que denuncié, espero que haya justicia”

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*