Tartagal | El costo de visibilizar lo que pasa en un hospital, la Dra. Terán inició una huelga de hambre

Cómo lo había anunciado públicamente, la profesional debía, después de sus vacaciones, retomar sus actividades laborales el día de miércoles 3 de enero de 2018. En la mañana de ayer se presentó a trabajar y el personal de seguridad le manifestó que tenia prohibida la entrada por orden de gerencia.

El día de ayer Adelaida Teran fue notificada por el Ministerio de Salud para una Junta Médica con fecha 3 de febrero, lo cual no afectaría en absoluto su posibilidad de realizar su actividad laboral.

Asimismo, Terán quién hoy comenzó con una huelga de hambre, indica que “esto se da en el marco de una persecución laboral e intentos constantes de callarla ante reclamos que realizó de serias irregularidades que se comenten en el nosocomio local, médicos clínicos que usurpan títulos, profesionales que abandonan guardias para realizar trabajas en sanatorios privados y además la falta de insumos, medicamentos. Varios casos de mala praxis, etcétera. A lo cual hasta ahora no hubo respuesta oficial, si la prohibición de ingresar a su lugar de trabajo en forma arbitra”.

Por otra parte, el gerente del hospital Juan Domingo Perón, José Fernández, informó ayer que una junta psiquiátrica aconsejó otorgar una licencia a la médica Adelaida Terán.

“Según la junta, corresponde darle una licencia  con carpeta médica”, sostuvo Fernández. “No es que no se le haya permitido el ingreso (al Hospital, ayer), la doctora quiere ingresar, quiere recetar,  asistir pacientes, que según el informe de la Junta, no es conveniente”, añadió. Dijo que esto se hace “en resguardo de los pacientes y de la médica”. 

El Nuevo Diario de Salta, relata que el gerente declinó hablar de las denuncias de Terán: “Yo no tengo denuncias escritas”, se excusó. Sin embargo, reconoció que los insumos “a veces son escasos” y por el aumento de personas que van al hospital tienen que recurrir a farmacias locales, que a su vez tienen que pedirlos de afuera, lo que provoca que “por un lapso de algunas horas tengamos que estar con algún faltante”.

 

En funciones

Mientras tanto, el médico Carlos Alberto Carrizo y la obstetra Rosana Colchado, quienes participaron del parto del bebé wichi decapitado en este procedimiento, siguen en funciones.

El gerente del hospital de Tartagal, José Fernández, explicó que esto se debe a que si bien el Ministerio de Salud ya decidió iniciar un sumario administrativo y suspenderlos provisoriamente, esa resolución aún no fue notificada formalmente a los profesionales.

Hoy habrá otra protesta de la comunidad La Bendición, de Salvador Mazza, de donde es la familia del bebe fallecido.  

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*