Con el impulso alcista de los mercados del mundo (Nasdaq trepó 3%), los papeles argentinos cerraron con sólidas ganancias, lideradas por Despegar. A su vez, el índice S&P Merval mejoró un 1,2%, a 48.996 unidades.

Con el foco de atención en el discurso del Presidente ante la Asamblea Legislativa y el respaldo de los mercados de mundo, las acciones argentinas iniciaron el mes con sostenidas ganancias en Wall Street, logrando en algunos casos subas de hasta casi 10%, aunque el riesgo país argentino volvió a cerrar por encima de los 1.500 puntos.

En lo que respecta a la renta variable, los ADRs de Despegar lideraron los ascensos en la bolsa de Nueva York, al trepar un 9,5%. Les siguieron los activos de Globant (+8,1%); de Ternium (+5,8%); de Mercado Libre (+4,6%) y de IRSA Propiedades Comerciales (+4,6%). La mayoría de los bancos, en tanto, subieron hasta 4%.

A su vez, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) mejoró un 1,2%, a 48.996,26 unidades, luego de retroceder un 5% la semana previa. Respecto de la performance, el sector bancario lideró las subas: Banco Macro ganó 5,1% y Supervielle sumó 3,5%. Por el contrario, Cresud (-4,4%) encabezó las bajas.

El mandatario Alberto Fernández afirmó en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional que están dadas las bases para un crecimiento de la economía, luego de una recesión en torno al 14,8% en los anteriores tres años, al tiempo que remarcó que “no hay lugar para mayores ajustes” económicos.

Además, afirmó que el Gobierno iniciará acciones judiciales para investigar el endeudamiento ante el FMI por parte de la gestión de su antecesor, Mauricio Macri. Con relación a las negociaciones con el Fondo, un tema sobre el cual el mercado pone su foco de atención, el mandatario remarcó que la Argentina “no tiene apuro” por alcanzar un trato, por lo que se va diluyendo la posibilidad de alcanzar un “deal” antes de mayo, como se esperaba inicialmente.

“Seguiremos nuestras negociaciones con total conciencia y con la firmeza que siempre hemos demostrado, no queremos apresurarnos”, sostuvo Fernández en el Congreso.

Una demora en el acuerdo con el FMI “despierta preocupaciones entre los inversores, no tanto por el plan consensuado para enfrentar los desequilibrios económicos, ya que ello resultaba complejo en un año electoral, sino porque resulta necesario alcanzar una refinanciación de compromisos para evitar presionar las reservas” del Banco Central (BCRA), dijo Gustavo Ber, analista de la consultora Estudio Ber.

Más allá de esto, los activos argentinos fueron recibieron el impulso de la Bolsa de Nueva York, que terminó con fuerte alza el lunes, animada por noticias positivad sobre las vacunas contra el coronavirus y el avance del plan de estímulo en el Congreso de EEUU. El Dow Jones cerró en alza de 1,95%; el tecnológico Nasdaq trepó 3,01% y el S&P 500 ganó 2,4% (mayor alza desde junio).

El presidente Joe Biden se anotó su primera victoria legislativa cuando la Cámara de Representantes aprobó el sábado su paquete de ayuda contra el coronavirus por 1,9 billones de dólares. El proyecto de ley pasa ahora al Senado.

Los rendimientos de los bonos estadounidenses bajaron tras una rápida subida el mes pasado por las expectativas de una aceleración de la inflación debido a las apuestas por una recuperación económica. La rentabilidad de la deuda del Tesoro estadounidense a 10 años bajó hasta el 1,449% después de haber alcanzado un máximo de un año del 1,614%.

“El sentimiento es de riesgo, con un mayor interés de los inversores por los valores cíclicos, mientras que el impulso positivo de la vacunación y las mejores cifras macroeconómicas apuntan a un mejor entorno de crecimiento”, dijo Keith Buchanan, gestor de carteras de Globalt en Atlanta.

Bonos y riesgo país
En el segmento de renta fija, por su parte, los principales bonos soberanos anotaron tibias subas, luego de arrastrar una caída del 3,6% en febrero, mediante ventas en las emisiones en pesos y dólares.

Por su parte, la deuda en moneda local se mantuvo demandada y con subas de entre 0,2% y 1,2% en promedio, tanto para el tramo CER como para los títulos que ajustan por BADLAR. En tanto que la deuda soberana vinculada al dólar operó en niveles de 1,10% y -2,15% de tna para los vencimientos 2021 y 2022 respectivamente

Por último, el riesgo país del banco JP.Morgan ascendió levemente un 0,3% a 1.515, tras tocar durante la jornada los 1.525 puntos básicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *