Objetivo del Gobierno: recuperar el poder adquisitivo

Se trabaja para delinear un paquete de medidas para mejorar el ingreso de la gente. La idea es adelantar el aumento del salario mínimo y mejorar el haber jubilatorio, entre otras.

“Yo te votaría, pero estoy enojada porque no llego a fin de mes”. “Sin plata en el bolsillo es difícil ganar elecciones”. Son algunas de las frases que resumen el análisis que se llevó a cabo en la coalición del Gobierno sobre el resultado electoral.

Por esta razón, rápidamente se trabaja para delinear un paquete de medidas para mejorar el ingreso de la gente. La idea es adelantar el aumento del salario mínimo, mejorar el haber jubilatorio y otorgar una ayuda acotada a los sectores con menores recursos, entre otras.

Este lunes el ministro de la Producción, Matías Kulfas, anticipó que “esperamos esta semana tener la posibilidad de generar más medidas que profundicen el sentido de reactivación”.

“Fue una elección mala en términos del apoyo que necesitamos para reconfirmar un rumbo. Nosotros somos una frente que sabe adónde ir en materia de producción, industria, creación de empleo”, dijo la candidata Victoria Tolosa Paz.

Para luego precisar que “pero las herramientas que disponemos deben ser revisadas. Porque hay una población que nos dijo en las urnas “¡así no!, con el salario deprimido, ¡no!; con la inflación que tenemos, ¡no! y tenemos corregir esas herramientas”, explicó Tolosa Paz.

Existe coincidencia en el Frente de Todos en cuanto a que la situación económica fue determinante del mal resultado electoral del domingo pasado.

“El problema no son las personas (en referencia al ministro de Economía, Martín Guzmán) sino las medidas económicas”, deslizan en las filas del kirchnerismo.

En respuesta, el Gobierno se encuentra trabajando en un batería de medidas para recomponer el poder adquisitivo de la población que comenzarían a ser anunciadas el próximo jueves.

Un sector del Gobierno valoró en su momento la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que se otorgó el año pasado. Fueron $10.000 mensuales que se destinaron a 9 millones de personas. Se considera que una ayuda de estas características sería necesaria en la actualidad.

Más aún, cabe recordar que sectores vinculados a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner cuestionaron duramente lo que consideraron la “prematura” interrupción de este beneficio dispuesta por el ministro Guzmán. A pesar de estas críticas, el Gobierno nacional se mantuvo firme en no restituir el IFE.

Sin embargo, el resultado electoral mostró la necesidad de mejorar los ingresos de las familias. Por esta razón no se descarta que se implemente una medida similar. Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *