Metán | Los vecinos esperan la convocatoria

La comisión contra el cambio de la traza dice que se enteran de las novedades por terceros. Son parte interesada pero, hasta ahora, su voz solo se escucha a través de la protesta.

La comisión de vecinos Salvemos Metán afirmó a El Tribuno que estaban enterados de que Vialidad Nacional convocará a una reunión para tratar de alcanzar un acuerdo por la nueva traza, aunque lamentaron que no fueron invitados y que las novedades siempre les llegan por terceros.

Carlos Vargas, uno de los referentes de la comisión, aclaró que están “abiertos al diálogo” y que “no somos una comisión contra el progreso, sino que somos una comisión en defensa del trabajo digno y de las fuentes de empleo que se formaron en dos décadas y que el Gobierno nacional no tomó en cuenta cuando diagramó la nueva traza, que aleja la ruta de la ciudad”.

“Nosotros estamos a la espera de la convocatoria a debatir y consensuar, pero sentimos que estas no son más que versiones que hacen circular para acallar nuestro reclamo, nuestra lucha”, señaló Vargas y agregó que “lo que nosotros quisiéramos es que, si es tan importante la licencia social para ponernos de acuerdo, que (el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos) Peña se comunique con la comisión, porque siempre nos enteramos de lo que sucede en torno a este tema de rebote”.

El referente vecinal aseguró que ellos apoyan un mejoramiento de la ruta, pero que respete la traza original. “Son 300 comercios los que se fueron edificando en esta zona, de los cuales viven alrededor de 3.000 personas en forma directa o indirecta. No atacamos la nueva traza por capricho, defendemos las fuentes de trabajo”.

Siniestralidad relativizada

Durante la charla con El Tribuno, Vargas aseguró que “la tasa de siniestralidad y fatalidad por la ruta que atraviesa la ciudad es casi nula”.

“Los accidentes que ocurren son por fallas humanas, por malas maniobras, no influye que la ruta esté en donde está”, explicó el vecino y agregó que “el pensamiento de la comisión es que el Gobierno tendría que haber pensado en cómo iba a afectar esta situación a los empleos y la actividad económica en la ciudad”.

“Al principio de todo esto, a la 9/34 se le decía la “ruta de la muerte’ por el estado del camino, no porque pasaba por dentro del pueblo”, dijo Vargas y agregó: “Si cambian la traza, sí va a ser la ruta de la muerte, porque va a matar a Metán”, advirtió.

Vargas cuestionó la iniciativa de “trasladar la traza de la ruta a 6 o 7 kilómetros al este de la ciudad, porque deja a Metán fuera del mapa, ya nos pasó con el ferrocarril y no permitiremos que se repita”, y recordó que “en Rosario de la Frontera corrieron la traza y ahora es un pueblo fantasma”.

“En cambio, en ciudades como Rafaela, Roque Sáenz Peña, Ledesma y San Pedro las rutas pasan por el medio del ejido urbano y no hay proyectos para cambiarles la traza”, se quejó.

Finalmente, Vargas valoró que “la Intendencia presentó una variable que era la ruta elevada, pero para nosotros la opción correcta es mejorar la traza sin moverla” porque “con menos dinero podrían mejorar las rutas entre Metán y Rosario de la Frontera y entre Metán y Gemes; y con el vuelto hacer obras en todos estos pueblos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.