Denuncian por trabajo infantil a la directora de una escuela en El Galpón

El Ministerio de Educación de Salta aclaró que hay un sumario contra la funcionaria, también acusada por malversación de fondos. Dijeron que la funcionaria volvió a trabajar por un amparo judicial.

Por: Claudia Alvarez Ferreyra

Estudiantes y sus familiares se manifiestan desde el lunes en la Escuela Agrotécnica N° 5119, Juan Domingo Perón, de El Galpón, en el departamento Metán, contra el regreso de su directora, Patricia Rojas, quien había sido apartada de su cargo por el Ministerio de Educación de Salta en un sumario originado en denuncias de padres y madres por “trabajo infantil” y malversación de fondos. 

La directora está acusada de haber sacado a los estudiantes que se albergan en la institución, incluso por la madrugada, para realizar tareas en criaderos de pollos en su casa y la del hermano.

“Lo que les hacían hacer a cinco internos era moler el maíz para el cuidado de sus pollos en sus casas, ya sea de la directora o del hermano. Les hacían cargar el maíz en la camioneta y los llevaban primero a una casa que está en construcción que es de ellos, ahí dejaban una gran parte del maíz, donde tenían la mayoría de los pollos, después iban a la casa de P. el hermano de ella”, contó a Salta/12 un estudiante. 

El adolescente refirió que esas tareas eran fuera del horario de clase, pasada la medianoche y que esto se realizaba sin autorización ni conocimiento de los padres y la madres. Además, indicó que la directora prometía pagarles y tampoco lo hacía. Y aclaró que la molienda del maíz se realizaba “en la misma institución, en una parte que es el chacinado”, dado que en la institución se enseña a hacer conservas. 

El estudiante aclaró que en 2020 Rojas empezó haciendo trabajar a “chicos de fuera de la Agrotécnica”, en la pandemia, en la que solo ella, su hermano, y un profesor de chacinados ingresaban a la institución. Dijo que también prometió pagarles, y no lo hizo, entre estos jóvenes se encontraba un exestudiante. Y este año ya hacía trabajar a los estudiantes internos.

El Ministerio de Educación de la provincia informó que desde ayer el supervisor de Educación Secundaria, Lucas Conocchiari, informó a padres y estudiantes sobre la situación en la que se encuentra la directora. La cartera precisó que en mayo pasado se presentó en la Dirección de Nivel “una serie de denuncias de padres y hermanos sobre situaciones relacionadas y ocurridas en la institución con respecto a alumnos en el albergue, es por ello que la Dirección se hace presente tomando acciones y escuchando las partes, luego se (elevó) la documentación presentada, adquirida y acercada a la Dirección de Asuntos Jurídicos”. El Ministerio confirmó que las denuncias son por “trabajo infantil” y “malversación de fondos”.

Educación añadió que “por resolución ministerial y decisión administrativa se apartó del cargo a la profesora Patricia Rojas a cargo de la dirección de la escuela a los fines de realizar las instancias de investigación garantizando la imparcialidad de actuaciones para todos los actores intervinientes”. Pero la directora pudo volver a su cargo en la Escuela debido a que la Justicia hizo lugar a un recurso de amparo que presentó.  La Fiscalía de Estado apeló esta decisión judicial.

La defensa de la directora 

El abogado de la directora, Humberto Vásquez, explicó a Salta/12 que Rojas volvió a su cargo por un amparo, con medida cautelar innovativa, concedido por el juez Mario Dilascio, de Metán. “La sacaron y planteamos un recurso de reconsideración ante la Justicia. Entendíamos que era (una resolución) arbitraria y antojadiza”, expresó y dijo que el magistrado hizo lugar a su petición por una “arbitrariedad manifiesta”.

“El sumario está hecho de causas falsas”, dijo Vásquez aunque solo se refirió a la acusación de un supuesto desvío de fondos. Según el letrado, a la directora le atribuyen la falta de rendición de 600 mil pesos del albergue, pero dijo que ella no manejaba esos fondos sino el coordinador del hospedaje, Pedro Argañaraz. Los estudiantes afirman que no denunciaron el desvío de fondos del albergue.

Por otra parte, el abogado rechazó la acusación por explotación laboral a los estudiantes, y aseguró que el albergue tenía a un encargado, Renato Farfán, que debía cuidarlos, por lo que afirmó que la directora no podría haber entrado al albergue en la madrugada a sacarlos. Añadió que había un convenio de la Agrotécnica con dos exestudiantes y egresados que tenían un criadero de pollos en la institución, y negó que la directora tuviera un empredimiento privado.

Acusaciones cruzadas 

Dos estudiantes, que en la actualidad tienen de 17 y 18 años, contaron a sus madres que la directora los sacaba en la madrugada de la escuela albergue y los llevaba en su vehículo particular a trabajar en lo que serían criaderos de pollos privados. Entre las tareas que les habría exigido, refirieron a su familia que descargaban cereales y alimentaban a los pollos. Los chicos son de la localidad de Rosario de la Frontera, ubicada a 57 kilómetros de El Galpón.

Salta/12 habló con la abuela de uno de los estudiantes del quinto año. Contó que su hija y madre del adolescente denunció a la directora en el Ministerio de Educación. También dijo que con la otra madre quisieron hacer la denuncia en las fiscalías de Metán pero se negaron a tomarlas explicándoles que era un asunto que debía tramitar el Ministerio de Educación.

La abuela aseguró que los chicos contaron sobre el proceder de la directora cuando los acusó de tenencia de estupefacientes y quería sacarlos del albergue. “Los quieren acusar de algo que no es”, afirmó. “Los chicos son internos del colegio, los llevaba a la madrugada a trabajar. Ella se dio cuenta de la macana que hizo. (Después) Los quería sacar a los chicos”, manifestó la mujer.

Del otro lado, Vásquez dijo que la directora había encontrado a uno de los chicos con marihuana y a otro con nafta debajo de la cama. Sin embargo, las familias de los dos estudiantes dijeron que esta afirmación es una “calumnia”. La madre y abuela de uno de estos adolescentes señalaron que la directora no les informó de la supuesta portación de esas sustancias de parte de los estudiantes y consideraron que debía hacerlo en caso de haber ocurrido las circunstancias de esa manera. “El coordinador del albergue nunca nos llamó a los padres para decirnos que estaba pasando esto”, sostuvieron.

“Lo que queremos es que la directora no vuelva a la escuela. Lo único que ha hecho es perjudicarlos a los chicos. En la escuela no se debe maltratar a los chicos, el maltrato es doloroso”, manifestó la abuela.

Uno de los compañeros de la protesta aclaró a Salta/12 que hay un albergue clausurado hace “muchísimos años” que tenía candado en la puerta para ingresar y que nadie tiene acceso a ese lugar, ni estudiantes, ni profesores ni coordinadores, “nadie puede pasar”, “de ahí fue que sacaron la botella con nafta. Que no digan que encontraron sustancias en los internos. No hay ninguna prueba que diga que esa botella es de los internos. Entró un preceptor de la Agrotécnica a ese lugar clausurado con candado, con ninguna posibilidad de entrar, abrió el candado, entró y mágicamente sacó una botella de nafta”, aseguró. 

Además, el estudiante aclaró que nunca se encontró marihuana a los internos. “Si hay una acusación como la que está haciendo el abogado (Vásquez) que presente las pruebas”, sostuvo.

“Que se vaya”

Necesitamos que la directora se vaya de la escuela. Ya hemos pasado por muchas cosas, que por la edad nuestra, ni a ninguna edad, debimos haberlas pasado. La directora no da la cara, no quiere hablar con nosotros. Pensamos estar aquí hasta que ella se vaya de esta escuela“, manifestó uno de los estudiantes ayer en la manifestación, en declaraciones al medio local Expresión del Sur. “A mí no me pasó nada, pero tengo compañeros que pasaron cosas particulares con la directora, cosas feas”, aseguró otra estudiante. 

En la Escuela hay 12 estudiantes con el régimen de albergue. El padre de cuatro egresados de esa institución dijo a Salta/12 que apoya la protesta porque es una “escuela pública” que es de todos. Aunque aclaró que desconoce el contenido de las denuncias hechas en el Ministerio, indicó que “la pollería que estaba en el propio establecimiento en tiempos de pandemia, es un emprendimiento privado. Los internos de la escuela manifestaron que las personas que trabajan ahí serían familiares de la directora. El año pasado (una empresa) hizo la donación de 22 toneladas de maíz, fue utilizado para las gallinas. Hoy no hay ninguna gallina, nada de esas cosas”.

“En 2020 se mataron chanchos, que han estado en proyectos de educación. También había una vaca y se dejó morir al ternero porque no se lo atendió”, sostuvo el vecino. Indicó que se realizó la faena de animales, tareas que aseguró realizan los estudiantes, y que luego producen embutidos para la venta y recaudación de dinero. Respecto a esa plata, manifestó que no habría regresado a la institución. “Con la plata de venta del proyecto debían hacer otras compras” y eso no se hizo, manifestó.

“Los chicos se ven vulnerados, sometidos con la presencia de la profesora. Nos manifestaron que ella los llamaba drogadictos, los acusaba de vender droga. Esas cosas que ella le decía a los chicos es lo que no queremos permitir”, aseguró el vecino.

Madres y padres entregaron una nota al supervisor de Educación en la que manifiestan que sus hijxs no asistirán a clases para resguardar su integridad. También señalan que el hermano de la directora y el sobrino, policía, “merodean a estudiantes y familiares”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.