Salteños se plegaron al reclamo nacional y marcharon contra el “gatillo fácil”

Desde 1983 se han registrado más de 6.500 casos de asesinatos, torturas seguidas de muerte en cárceles y comisarías, y desapariciones. Los organizadores de la marcha aseguran que los miembros de las fuerzas de seguridad asesinan a un joven cada 21 horas en Argentina.

A menos de 24 horas de la muerte de Ezequiel Gallardo en la zona sudeste mientras era trasladado por la Policía de Salta, y con el recuerdo fresco del fallecimiento de David Alfonso Neri Ovejero en junio pasado, durante un desalojo en villa Floresta, decenas de salteños se plegaron a un reclamo que tuvo eco en distintas ciudades del país contra lo que se conoce como “gatillo fácil”.

Tras la marcha los referentes de las fuerzas participantes realizaron un acto en el mástil de la plaza 9 de Julio.

Los asistentes exigieron que cesen los atropellos, abusos y detenciones ilegales por parte de la Policía, así como su accionar arbitrario, contra los jóvenes de las barriadas más humildes, pero que también afectan a artistas callejeros, manteros, colectivos de identidad de género y migrantes.

La convocatoria a nivel nacional

La quinta Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil para denunciar la violencia de las fuerzas de seguridad se realizó hoy desde el Congreso de la Nación hacia Plaza de Mayo.

Los organizadores de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil (familiares de víctimas con el apoyo de organizaciones sociales, políticas y de Derechos Humanos) que tienen registrados más de 6.500 casos de asesinatos, torturas seguidas de muerte en cárceles y comisarías y desapariciones desde 1983, leyeron un documento en Plaza de Mayo al finalizar la marcha en el que reclamaron justicia por todos esos casos.

En el documento, los organizadores aseguraron que miembros de las fuerzas de seguridad asesinan a un joven cada 21 horas, por lo que exigieron: “Ni un pibe menos ni una bala más. El Estado es responsable. Todos los gobiernos matan y desaparecen personas. Que no nos maten aquí ni allá”.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*