Tras las críticas desde distintos sectores de la sociedad, finalmente desde el Arzobispado de Salta dieron marcha atrás con la idea de llevar adelante la procesión el 15 de septiembre alrededor de la Plaza 9 de Julio, solo con la presencia de autoridades.

Ante el riesgo de conglomeración de gente en el marco del difícil contexto sanitario que atraviesa la provincia por el avance del coronavirus, el propio arzobispo Mario Cargnello confirmó la novedad tras finalizar la misa en el quinto día de la novena. “Todo nos indica que las imágenes no van a salir”, dijo.

Desde el Arzobispado remarcaron la necesidad de que el Milagro 2020 sea vivido por toda la comunidad salteña en el interior de sus casas pensando que el Señor del Milagro “nos concederá la gracia de crecer en el deseo del rencuentro para el próximo año”.

Cabe destacar que las autoridades provinciales y municipales ya habían manifestado su negativa a participar de la ceremonia. InformateSalta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí