El Oficial Lindor Mamaní es quien atendió a la mujer que fue advertida por este vecino violento (que además es su cuñado), y constantemente está amedrentando al joven, ya en una ocasión lo golpeó salvajemente, aterrada con lo que pueda suceder y con estos antecedentes, fue a la dependencia anteña, pero el efectivo se negó a recibir su denuncia. 
Museo, edificio donde actualmente funciona la Comisaría 51

El hecho que C.M. quiere denunciar sucedió ayer en el festejo por el día de las maternidades, cuando su cuñado comenzó a insultar a su hijo que ya viene sufriendo hechos de violencia hasta golpes por parte del hombre, “no quería denunciar porque es mi cuñado, lo conozco, es muy violento y se pone agresivo cuando toma, hace un año golpeo a mi hijo de 17 años, eso hizo que decidiéramos que él se mude con mis padres a Salta, pero ahora regresó, y ayer mi cuñado ebrio, se tomó el trabajo de ir hasta nuestra casa para decirme que lo va a acuchillar que no se olvida de lo que sucedió y no lo va a dejar pasar, tengo muchísimo miedo por lo que nos pueda pasar”, se lamenta la mujer.

Y agrega: “mi marido trabaja en Salta, estamos solos, yo salgo a trabajar y no puedo estar tranquila sabiendo que este hombre puede cometer alguna atrocidad en contra de mi hijo, el odio que le tiene es demasiado evidente y ayer me lo dejo bastante claro”.

Ante este escenario la mujer fue desesperada a la Comisaría que por la pandemia esta una parte alojada en el Museo de esa localidad pero al llegar se topó con la falta de empatía y negativa de Mamaní.

No es la primera vez que la policía de Las Lajitas es noticia por cometer violencia institucional en contra de personas que acuden por ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *