Dos jóvenes fueron hallados anoche sin vida en una represa ubicada a pocos metros de la ruta provincial 12, en cercanías de la localidad de El Bordo, y se estableció que los motociclistas pasaron de largo y dieron a gran velocidad contra el morro de la represa, cayendo la mujer a las aguas junto con la motocicleta, en tanto que el hombre quedó sobre el terraplén. El accidente se produjo en la noche del sábado, pero los cuerpos fueron hallados anoche a las 21.

Tras el alerta, dos fiscales penales se movilizaron al lugar con un nutrido contingente de policías, peritos del CIF e investigadores.

Hermetismo y secreto tácito de sumario imposibilitaron la labor periodísticas de todos los medios que se dieron cita.

Sin embargo, algunos pobladores de la cercanía adelantaron a El Tribuno que se trató de un siniestro vial de una motocicleta en la que se trasladaba una pareja de jóvenes.

La malograda mujer fue identificada como María Elena Gutiérrez, de 32 años, de profesión docente y con domicilio en El Bordo. En tanto que el hombre fue identificado como Daniel Argañaraz, con domicilio en General Güemes. La pareja regresaba de El Sauce a gran velocidad y prácticamente se incrustó en la represa. Al menos esa es la hipótesis que se manejaba anoche en el lugar del hallazgo.

El cuerpo de investigadores del CIF trabajó anoche sobre el hallazgo de estas dos personas sin vida y se supo que la Policía ubicó la motocicleta sumergida en las aguas de la represa. Se trataría de una moto enduro de gran potencia y cilindrada. En el marco de las diligencias relacionadas con la búsqueda de ambos (estaban desaparecidos desde el sábado) es que un móvil policial al circular por la ruta provincial 12 y ruta provincial 121 divisó sobre la banquina próxima a finca San Martin restos de carrocería color rojo.

Tras realizar un relevamiento en la zona, sobre una lomada de tierra que colinda con una represa de agua se observó el cuerpo de un hombre, por lo que se dio aviso inmediato a las autoridades correspondientes.

Al continuar inspeccionando la zona visualizaron flotando en el agua, en medio de los matorrales, el cuerpo de una mujer. Por su parte, el Ministerio Público informó que las fiscales penales Ana Salinas Odorisio y Mónica Poma se trasladaron hasta el lugar donde se encontraron los cuerpos. Ambas personas habían sido reportadas como desaparecidas el día domingo y hasta las últimas horas de ayer su paradero parecía un misterio. Una fuente del Valle de Siancas aseguró que se trató de un siniestro vial, aunque esta hipótesis deberá ser confirmada por la Justicia. El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *