El lunes se realizó un allanamiento en la casa de la madre de la concejala del radicalismo Paola Díaz y de la Defensora Oficial Rosa Díaz, acusadas por su propia hermana de retener y vender donaciones que estaban destinadas para las comunidades originarias que aún siguen exigiendo que se les entregue la mercadería secuestrada.

En este contexto la justicia dictó la prisión inmediata para ambas mujeres, pero Paola pudo acceder a la domiciliaria ya que su hija tuvo un accidente el viernes pasado por la madrugada y se encuentra internada en terapia intensiva.

El procurador Nélson Aramayo entendió la gravedad de la situación y considero otorgarle que además de la prisión domiciliaria Díaz pueda visitar a su hija dos horas en el nosocomio donde se encuentra grave estado de salud.

El caso por el que es denunciada Díaz se trata de donaciones para hacer campaña ya que la mujer tiene aspiraciones con ocupar la banca en la cámara de diputados de la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *