ActualidadMunicipios

Mosconi | Conmueve a la localidad el caso de una niña embarazada de 7 meses

Silvia Olivera, directora del COF -Centro de Orientación Familiar-, dijo que la nena de 12 años está contenida por el municipio y que tomó la decisión, junto con su abuela, de dar en adopción al bebé.

En medio del debate nacional por el tema de la despenalización del aborto, General Mosconi está conmovida por la situación de una nena de 12 años que transita su séptimo mes de embarazo y que, con una fuerte contención que recibe de parte del COF -Centro de Orientación Familiar- y del Gabinete Sicopedagógico, ambos dependiente del municipio local, tomó la decisión, junto a su abuela, bajo cuya tutela se encuentra, de dar en adopción al bebé que lleva en su vientre.

Como lamentablemente sucede en muchos otros casos, la nena fue víctima del abuso sexual con acceso carnal por parte de su propio padre, quien se encuentra detenido.

Fue la abuela de la chiquita quien observó cambios en la conducta de la menor y decidió llevarla a la consulta médica donde se detectó que la nena se encontraba en el cuarto mes de embarazo.

Un trabajo en red

Cuando el hecho salió del ámbito familiar y se hicieron las denuncias penales que determinaron con la detención del padre de la niña y la intervención del juzgado de personas y familias, tomó participación el Centro de Orientación Familiar, que hace varios años creó la intendencia municipal de General Mosconi, conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales entre ellos sicólogos, asistentes sociales, maestros de educación especial, fisioterapeuta y una fonoaudióloga, que se abocó al trabajo de contención tanto de la menor como de su abuela quién formalizó la denuncia.

Ambas viven en situación de vulnerabilidad y de extrema pobreza.

Silvia Olivera, directora del COF, y con las reservas del caso que conmueve a la localidad, explicó: “Cuando el caso llegó a nuestro conocimiento, el intendente Isidro Ruarte determinó que la Secretaría de Acción Social trabajara con nosotros en forma coordinada para mejorar la condición habitacional de la familia porque son de muy escasos recursos económicos. También ordenó que se los auxilie con alimentos, en tanto nosotros desde el COF realizábamos el trabajo de contención sicológica de la nena. Cuando comenzamos a trabajar estaba en una condición de gran vulnerabilidad y muy deprimida. Hoy podemos decir que está mucho mejor en todo sentido y al menos hasta ahora ya expresó la decisión de dar en adopción al bebé”, precisó la profesional.

Un trabajo imprescindible

Isidro Ruarte al referirse al tema precisó: “El COF es un organismo que hemos creado hace muchos años pero que permaneció cerrado los años en que dejé de ser intendente. Apenas asumí nuevamente en el 2015 decidí ponerlo nuevamente en funcionamiento porque la necesidad que tiene la comunidad de contar con este tipo de entidades es cada vez mayor”.

Al referirse al caso de la nena que se encuentra transitando los dos últimos meses de embarazo, Ruarte explicó: “Es un caso que está judicializado y del cual lógicamente no pueden darse detalles. Pero son casos que nos conmueven profundamente. Esto supera por lejos nuestra condición de políticos o funcionarios porque nos afecta como padres, como seres humanos. Lo que vemos todos los días y que se pone en evidencia en organismos como el COF que creo, hemos tenido el acierto de crear, es la vulnerabilidad social de los más desprotegidos como son los niños. Y cuando vemos que son abusados, maltratados por gente de su propio ámbito familiar que debería protegerlos, lo que nos sucede es que sentimos una gran impotencia, un gran dolor pero a la vez el alivio de que contamos con este tipo de organismos donde las víctimas pueden recurrir”.

“Al municipio nos demanda mucha plata, mucho esfuerzo económico pero cuando vemos que las profesionales son las que pueden salir en auxilio de tantos niños inocentes, nos damos cuenta que bien vale la pena la inversión que hacemos”, precisó Ruarte.

El maltrato infantil es muy común en este municipio. Y es muy importante el rol de los docentes. “Son ellos los primeros que detectan alguna conducta de niños víctimas de este flagelo”, dijo Silvia Olivera.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Tribuno

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
A %d blogueros les gusta esto: