La victoria de Jair Bolsonaro, el ultraderechista brasileño

Como el de Trump, el triunfo de Bolsonaro con el 55% de los votos anuncia el fin de una era de democracia en Brasil.

Bolsonaro fue más votado entre la población rica y blanca: en la primera vuelta ganó en el 95% de los municipios más ricos -y perdió en el 90% de los más pobres-, y ganó también en las diez ciudades más ricas, en algunas de ellas con 8 veces más votos que Haddad. Muchos de los pobladores al conocer el resultado de las votaciones expresaron su dolor.

“Voy a gobernar al lado de la Constitución y por la unión del país”, fue su primera declaración tras conocerse su victoria. Este ex capitán del ejército que se postulaba como el “candidato del cambio” se ha convertido en el primer presidente de extrema derecha desde la redemocratización del país.

También en la primera vuelta obtuvo el 53% de los votos en Rio Grande do Sul, un estado que durante años había sido clave en las victorias electorales de la izquierda, y aunque Haddad ganó en ocho de los nueve estados pobres y con importante población negra del nordeste, Bolsonaro ganó en las cinco capitales más grandes de esos estados a pesar de los reiterados insultos que durante la campaña
propagó contra la población negra –La Nación-.

Aunque hay un sesgo de clase y de raza en el voto al ahora presidente electo, este recibió un apoyo que excede en mucho al de sus antiguos simpatizantes de extrema derecha, pero también al de la burguesía y al de las clases medias blancas y prósperas.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*