Según la resolución 377/20 del Consejo Federal de Educación, en caso de que alguno de los estudiantes, por su perfil sensorial u otra característica específica relacionada a su discapacidad, no esté en condiciones de utilizar el barbijo o la máscara de acetato durante la jornada escolar se deberán extremar las demás medidas de prevención, como la distancia social, el lavado de manos y el uso del alcohol en gel.

Entre las acciones durante el desarrollo de la jornada escolar en establecimientos estatales o arancelados también se especifica que la o el docente, al comienzo de cada jornada realizará una charla explicativa de las medidas de seguridad y dará las recomendaciones a lo largo de la jornada las veces que sean necesarias y en los modos, formas y formatos de comunicación que los estudiantes con discapacidad requieran.

De acuerdo al “Protocolo marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y superior” en el contexto de la modalidad especial, se debe evitar contacto físico de todo tipo como besos, abrazos, apretones de manos, puños, entre otros.

Si el estudiante requiere de apoyo para su movilidad, se recomienda usar la técnica-guía con el brazo extendido y utilizar pañuelos, gel o guantes antes de iniciar el acompañamiento, para la seguridad de ambos. El documento remarca que siempre debe aplicarse el distanciamiento entre personas, a excepción de aquellos estudiantes que requieran personal de apoyo mientras estén en clases.

Se indica además que cada 90 minutos se realizará un receso de por menos 15 minutos, tiempo que se aprovechará para el lavado de manos de los chicos y la ventilación de las instalaciones donde se realicen las actividades. Los recreos se organizarán de manera escalonada, con una diferencia de por lo menos 15 minutos entre un grupo y otro para evitar la aglomeración de personas.

En la educación temprana se privilegiará la “modalidad espejo”, cuando el abordaje educativo temprano requiera mayor proximidad y contacto físico con la niña o el niño durante el tiempo de trabajo en la sala; el mismo se realizará con la participación del adulto responsable y las orientaciones del docente.

Se sugiere, en la medida de lo posible, dejar las puertas y ventanas abiertas con el fin de asegurar la ventilación de los ambientes y a la vez tener el mínimo contacto con superficies de alta posibilidad de contaminación, tales como manijas y picaportes.

Para aquellos estudiantes que requieran de silla de ruedas, equipamiento o tecnología asistida, se deberá garantizar la higiene y limpieza de las mismas al ingreso a la escuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí