Marcha campesina: Entre la lucha contra exfuncionarios de Macri y la quema de casas a modo de amedrentamiento

La marcha que viene desde el norte de la provincia con unas 80 personas llega mañana a General Güemes, y estarían cada vez más cerca de Salta Capital. Entre sus marchantes hay distintas historias que se unen en una misma situación: el avance de los poderosos y empresarios sobre familias que hace mucho habitan las tierras.

Daniel Burgos vive en Puesto La Mina, una localidad ubicada en Hickman, y es uno de los pequeños productores del chacho salteño que participa de la marcha que tiene como consigna: “Basta de Desalojos Contra las Familias Campesinas”. Entrevistado en el programa radial CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5) comentó que trabajan pocas parcelas porque han sido desplazados con el tiempo por los grandes terratenientes. «Y ahora encima van por sobre el poco territorio que nos han dejado», señaló.

En Puesto La Mina hay unas 17 familias viviendo de la producción de ganado vacuno, porcino, caprino y hortalizas. Históricamente han sido perjudicados por las sequías que con los años se agravaron, relató Daniel. «Eso nos condena al exilio que pretende el empresariado que se está apropiando de nuestras tierras», acotó.

Entre las familias a las que refirió el entrevistado están nada más y nada menos que los Macri, Romero, Peña Braun y los Urtubey. En el caso particular de la familia Burgos, por citar a un ejemplo, tienen una disputa judicial contra Tranquera del Norte S.A., que tiene como titular registrado al exfuncionario de Macri, Andrés Ibarra.

«Se han adueñado de las tierras de familias campesinas y quieren que nosotros nos vayamos a la ciudad sin posibilidades de trabajo», señaló al tiempo que recordó que marchan para regularizar la situación dominial de sus tierras. Piden al gobernador Sáenz que reglamente la Ley 7658 «para que el campesino tenga un título de propiedad de las tierras que habitamos hace siglos», aseveró Daniel.

Débora Taboada, oriunda del paraje Los Leones, en el departamento Rivadavia, comentó: «Estamos cansados de los atropellos en esto de la tierra». En cuanto a la marcha señaló que no pararán hasta que obtengan resultados. Mientras que Liliana Abán, de Hickman, también pequeña productora del chaco salteño, relató que en su caso les dieron una sentencia de desalojo de las tierras que habitan y trabajan junto a su familia.

En este contexto, es de esperarse que se den situaciones violentas, tal como lo relató esta última entrevistada, quien contó cómo a uno de sus vecinos le quemaron la casa para expulsarlo del lugar donde vivía. «Estaba el hombre solo en la vivienda, llegaron, lo sacaron, le dijeron que se tenía que ir y le prendieron fuego. La señora murió a los tres días, con todo el movimiento el impacto», narró Abán. Fuente: Cuarto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.