Un tribunal de impugnación rechazó el pedido de nulidad presentado por un ex concejal de Saravia acusado de abusar a una adolescente

Marcelo Díaz, ex presidente del Concejo Deliberante, quien el 29 de mayo del 2018 fue imputado por el delito de abuso sexual a partir de la denuncia del padre de una menor de 15 años de la localidad de Apolinario Saravia presentó la nulidad de su juicio, pero la Sala lll del Tribunal de Impugnación no le hizo lugar al pedido.

Si bien, el Juez Sebastián Fucho hizo lugar al pedido, del ex edil mano derecha del actual intendente saraveño, los jueces de la Sala lll consideran “que la decisión del juez de juicio se trata de un excesivo formalismo legal que le causa un gravamen irreparable, en tanto no permite analizar la grave consecuencia que acarrearía la nulidad…”.

La elevación a juicio del caso fue resuelta por el fiscal, Gonzalo Gómez Amado, quien tomo intervención penal a partir de una denuncia radicada el 21 de mayo de 2018 por el padre de la adolescente (ahora mayor de edad) quien a su vez expuso el abuso sexual sufrido ante personal docente de la escuela a la que asistía en esa localidad.

El hecho, según la denuncia, ocurrió cuando la menor caminaba de su casa al colegio, circunstancias en que una persona se le acercó y la sometió a tocamientos impúdicos. La adolescente indicó como autor de dicha conducta a Marcelo Díaz, y según sus dichos “también la habría amenazado diciéndole que no contara nada sino mandaría a matar a su madre”.

Después de unos días, la víctima acudió a una preceptora del colegio a fin de buscar contención. Le relató el abuso sufrido por parte del ex concejal. Esto motivó la intervención de los directivos del establecimiento a fin de que se comuniquen con los padres, quienes acudieron al colegio de inmediato y luego radicaron la denuncia.

Cabe mencionar que en todo momento el ex concejal negó la acusación en su contra y sostuvo que “la denuncia se trata de una maniobra política en su contra por estar enfrentado políticamente a la madre de la joven”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *