Santa Fe | El gobierno producirá en un laboratorio público el Misoprostol, que es la droga para inducir el aborto

Los centros de salud de la provincia ya distribuyen el medicamento de manera gratuita para la interrupción legal del embarazo y está a un paso de comenzar a fabricarlo.

Mientras la posibilidad de despenalizar el aborto se debate en comisiones en el Congreso, la periodista Estefanía Pozzo, a través de las redes sociales y de ERE, el programa de C5N donde participa, buscó concientizar sobre el complicado acceso al misoprostol, la droga inicialmente concebida para paliar la artrosis que puede utilizarse para inducir la interrupción del embarazo. 

“Me acaban de pasar los precios de misoprostol genérico en Estados Unidos con la dosis suficiente para hacer un aborto: 22 dólares los 12 comprimidos de 200 mcg. Al tipo de cambio de hoy: 450 pesos aproximadamente. Acá lo vende un solo laboratorio y cuesta 3.063 pesos”, escribió en Twitter.

El gobierno provincial de Santa Fe anunció que producirá la droga misoprostol, indicada por la Organización Mundial de la Salud -OMS-para practicar abortos seguros.

La provincia de Santa Fe brinda el medicamento desde 2012 de forma gratuita para la práctica de la Interrupción Legal del Embarazo -ILE- en sus centros de salud públicos de acuerdo a la ley argentina, pero debe adquirirla a un laboratorio privado. 

“Estamos muy avanzados en la gestión para producir misoprostol a través de los dos laboratorios públicos de la provincia y estimamos que pronto va a estar a disposición de la población”, aseguró el director del área de Salud Sexual de Santa Fe, Oraldo Llanos.

“La iniciativa brindará a las mujeres mayor accesibilidad a la salud porque este tipo de insumos son fundamentales para completar otras políticas de salud públicas”, enfatizó.

El misoprostol es recomendado por la OMS en su “Manual de Práctica Clínica para un Aborto” para realizar abortos seguros y lo considera un medicamento fundamental para garantizar la salud reproductiva de las mujeres.

En ese sentido, Llanos consideró que “la droga brinda un aporte inestimado para la salud en general ya que se usa no solo para la interrupción del embarazo, sino también, para aborto espontaneo, muerte intrauterina y preparación del cuello uterino en distintos procedimientos”.

A su vez, indicó que “si bien los costos de producción aún no están definidos, serán inmensamente más bajos que el valor comercial actual que ronda los tres mil pesos”.

“Esto implicará un ahorro enorme para el Estado que debe comprar el insumo al único laboratorio que comercializa la droga y podrá destinar esos recursos a otras políticas importantes para potenciar otros procesos”, señaló.

“Inicialmente produciremos a una escala local, para abarcar la demanda relacionada a la tasa de uso que sale de nuestros registros históricos, ya que la provincia brinda la droga desde 2012 en sus efectores de salud”, señaló.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Ambito.com-BigBang News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *