ActualidadGénero

Caso Peñalva-Nuesch: “Nuestra investigación no dejó dudas, es homicidio”

Anoche, desde Palm Beach, Miami, Nina Martínez, investigadora de una de las agencias de detectives más importantes del mundo de habla inglesa, aseguró a El Tribuno que sus informes criminalísticos y forenses fueron elaborados por un equipo de expertos profesionales, cada uno en su área.

Nina Martínez explicó que muchos de los que trabajaron en las 800 fojas del expediente, en su traducción, en los informes posteriores al hecho y a las investigaciones en paralelo son parte de agencias gubernamentales y, además, trabajan en forma privada para nuestra agencia, es por eso la explicación de los posibles conflictos de intereses.

Lo nuestro es buscar la verdad, lo que es hacer verdadera justicia en casos como éste donde las dudas son mucho más que razonables.

La tecnología, el conocimiento científico, el tiempo necesario para investigar hacen que los resultados estén acorde a la verdad, que es lo único que buscamos. Al referirse al caso puntual de Luján Peñalva Nina Martínez señaló: “Este caso nos llamó poderosamente la atención porque desde la primera línea hasta el final se encontraron todo tipo de errores, omisiones, métodos arcaicos de análisis e informes incorrectos y muchas cosas más. Luego señaló elípticamente que la Justicia reaccionó correctamente y que está permitiendo revisar lo que se hizo mal en su momento”. La investigadora se mostró optimista con respecto a las conclusiones finales de la reapertura del caso y aseguró que estará presente cuando se haga verdadera justicia. “No tenemos ningún problema de llegar a Salta, Argentina”, señaló con acento caribeño.

“No es ético que se investiguen a sí mismos”

“No es bueno que los que emitieron un fallo o reporte erróneo se vuelvan a investigar a sí mismos. 
Es poco ético porque ellos no van a querer ser una agencia desprestigiada nacional e internacionalmente van a perder la credibilidad ante la gente y la sociedad a la que pertenecen”.
Al ser requerida acerca de si la agencia en este caso el CIF cometió errores en la investigación del caso dijo: “Hay muchos errores técnico. Lo revisaron investigadores, patólogos, médicos y cada uno de ellos reportó una cantidad increíble de errores. Nosotros revisamos todo. Este caso nos tocó mucho por cómo murieron las muchachas. La conclusión es correcta, se trató de un doble homicidio y por eso se debe volver a investigar hasta dar con los culpables, eso es justicia”, sentenció.

El caso

El lunes 16 de julio de 2012 la provincia se estremeció por la muerte de Yanina Nuesch -16 años- y Luján Peñalva -19 años-.

Las dos adolescentes eran intensamente buscadas desde el sábado 14, en la mañana, cuando salieron supuestamente hacia el centro.

Ese lunes las dos malogradas jóvenes aparecieron colgadas con un misma soga en un árbol ubicado en un descampado frente al barrio San Carlos.

Lo que siguió fue vertiginoso. La televisión se llenó de imágenes de los familiares de Luján, quebrados por el dolor e insultando frente a la casa de E.F., el novio de la joven, nunca relacionado con esas muertes.

Sin conocer el resultado de la autopsia, el gobernador secundado por el ministro de Seguridad, el jefe de Policía y el presidente de la Cámara de Diputados brindaron una conferencia de prensa para confirmar el hallazgo e informar como un hecho definitivo que Yanina y Luján se habían suicidado.
Años después, aun con el caso cerrado por la Justicia local, las heridas siguen abiertas y los interrogantes aún perturban a los familiares.

La familia de Luján aseguró ayer como siempre que hay una luz en el camino.
La investigación encargada a una agencia internacional de investigadores permitió la reapertura del caso -cinco años después-, que día a día aporta nuevos elementos para su total esclarecimiento.

Para la investigación foránea no hay dudas: ciencia y tecnología más conocimiento dieron como resultado que fue un doble homicidio, impostado de doble suicidio. Esa conclusión está siendo nuevamente analizada desde la Justicia de la provincia, que otra vez confió la investigación al cuerpo que ya había emitido un juicio sobre la causa de las muertes de dos adolescentes y eso éticamente parece no ser correcto.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
A %d blogueros les gusta esto: